El episcopado alemán quiere restaurar con 250 millones un monumento de Madrid para convertirlo en su parroquia

La iglesia del convento de las Reparadoras, monumento nacional desde diciembre de 1978 y situada en la avenida de Burgos, está a punto de convertirse en la sede de la comunidad católica alemana tras haberse llegado a un preacuerdo entre el arzobispado de Madrid, el Ayuntamiento y la citada comunidad por el que se cederá el edificio para este fin durante 75 años. La firma del acuerdo depende únicamente de que el 6 de octubre el episcopado alemán apruebe el gasto de los casi 250 millones de pesetas que costará la restauración del edificio, al ser ésta la contrapartida exigida por el Ayuntamiento para la cesión.

Más información
Un ejemplo de racionalismo de 1926

El deseo de restaurar la iglesia de las Madres Reparadoras -cuya declaración como monumento nacional la salvó de la piqueta- y convertirla en parroquia de la comunidad católica alemana está motivada por la necesidad de un centro religioso donde atender a los cerca, de 10.000 católicos de habla alemana que residen en Madrid entre ciudadanos alemanes, suizos y austriacos.Según informó Wolgang Schaft, párroco de la citada comunidad, ésta sólo cuenta en la actualidad con dos pisos y la capilla del Colegio Alemán, en donde se celebran los servicios religiosos. Por ello hace más de un año se inició la búsqueda de un solar donde construir una iglesia.

El interés de esta comunidad se produjo en un momento en que Ayuntamiento y Arzobispado de Madrid negociaban el mantenimiento del carácter religioso del edificio de las Reparadoras, según informó Manuel González Cano, vicario general de Madrid.

"Coincidieron varios factores. Por un lado el Arzobispado no podía invertir tantos millones en la restauración. flor otro la comunidad alemana, con posibilidades económicas, tenía necesidad de un edificio para convertirse en parroquia. Se conseguía conservar el edificio desde el punto de vista artístico y utilizarlo desde un punto de vista pastoral", dije, González Cano que tuvo las últimas noticias del tema cuando éste quedó pendiente de la decisión del Episcopado alemán.

Un año después de comenzadas las conversaciones entre la comunidad alemana y el Ayuntamiento, el acuerdo está ultimado, según confirmó Enrique Bardaffi, gerente municipal de Urbanismo. "Nuestra voluntad es que la iglesia se rehabilite, y creo que con este convenio lo vamos a conseguir". Gerencia ya ha dado incluso el visto bueno al anteproyecto de restauración del edificio.

Cesión por 75 años

Según el acuerdo alcanzado, el Ayuntamiento cedería el derecho de superficie del edificio y la parcela de 3.000 metros cuadrados al Arzobispado de Madrid, que, a su vez, lo entregaría a la citada comunidad alemana a cambio de que ésta corriera con los gastos de restauración. Pasados los 75 años la iglesia revertiría otra vez al Ayuntamiento, que podría mantenerlo como equipamiento religioso.Schaft informó que todo depende ahora de que el episcopado alemán decida el próximo día 6 si aporta la mayor parte del presupuesto de las obras. "Creo que existe un 80% o 90% de posibilidades de que diga que sí", dijo el párroco. "Si la respuesta es positiva iniciaremos los trámites necesarios para la firma del convenio con el Ayuntamiento", añadió el vicario general.

El párroco alemán manifestó que mientras se espera la decisión alemana se han conseguido algunos donativos para el proyecto, como los 40.000 marcos, (2.600.000 pesetas) entregados por la Volkswagen, o los 2.000 (170.000 pesetas) donados personalmente por Helmut Kohl, o los 10.000 (650.000 pesetas) entregados por la última parroquia donde estuvo Schaft.

"La cantidad a invertir es alta, pero se trata de la restauración de un monumento nacional y eso siempre es más caro", dijo Schaft, quien afirmó que, de acuerdo con lo tratado con el arzobispado madrileño, la iglesia no sólo sería utilizada como parroquia y oficinas para la comunidad alemana, sino que también atendería a los feligreses de la zona donde se levanta.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS