Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Multa a una empresa por destruir unos restos arqueológicos en Cartagena

La Dirección Regional de Cultura de Murcia ha impuesto una sanción de un millón de pesetas a la empresa Aparcamientos Villamartín, SA (Aparvisa), por haber destruido un yacimiento arqueológico púnico enclavado en el casco antiguo de Cartagena. Es la primera vez que se aplica con carácter sancionador la ley del Patrimonio Histórico Español, aprobada en el mes de junio del año pasado.La zona dañada correspondía a los únicos restos de la dominación púnica encontrados en Cartagena. La empresa había conseguido el permiso municipal de la obra aportando un informe que correspondía a otra construcción que realizaba en el solar contiguo. En este lugar se habían diseñado las correspondientes cartas arqueológicas, por lo que Aparvisa había obtenido el permiso para la construcción de unas viviendas sociales de la comisión local del Patrimonio de Cartagena. Al presentar la documentación para la nueva obra la empresa adjuntó el estudio redactado para las construcciones de los números 8 y 10 de la calle de Serreta sin especificarlo, por lo que consiguió también el permiso para el número 12.

En febrero del pasado año, la Dirección Regional de Cultura ordenó paralizar las obras tras comprobar que habían aparecido restos arqueológicos. Se constituyó una comisión instructora, que a la vista de la correspondiente investigación propuso la sanción de un millón de pesetas a la empresa. Además de causar el destrozo, Aparvisa no había cumplido con lo establecido en la ley del Patrimonio, que obliga a dar conocimiento a las autoridades del hallazgo de cualquier resto arqueológico de importancia.

Los daños causados no son cuantificables económicamente, según el informe de la comisión instructora. Las máquinas que procedían a la remoción del suelo acabaron con la posibilidad de realizar la estratigrafía del terreno. Según el director regional de Cultura, Miguel Ángel Pérez Espejo, "el yacimiento era de un valor incalculable; en Cartagena sólo hubo asentamientos militares púnicos, por lo que los vestigios pertenecientes a esa época histórica son muy escasos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de agosto de 1986