Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

7.000 soldados soviéticos, abandonarán Afganistán antes de que finalice el año

La Unión Soviética anunció ayer una retirada limitada de sus fuerzas en Afganistán, en una jugada destinada aparentemente a obtener un éxito diplomático al menor coste militar posible. El líder soviético, Mijail Gorbachov, se trasladó durante el fin de semana a VIadivostok (a 6.300 kilómetros de Moscú) para anunciar desde allí, en la vecindad de China, su disposición a retirar este año seis regimientos de Afganistán, lo que supone unos 7.000 de los 115.000 hombres que allí tiene desplegados la Unión Soviética desde 1979.Analistas militares destacan la escasa importancia que los regimientos afectados por la reducción tienen en un conflicto como el que se vive en Afganistán. Tres están integrados por fuerzas antiaéreas, pero la guerrilla musulmana no posee aviación alguna y es altamente improbable que las fuerzas aéreas del vecino Paquistán searriesguen a entrar en guerra directamente con los efectivos soviéticos. Los otros tres regimientos consisten en uno acorazado y dos de infantería motonzada. Asimismo, la Unión Soviética está estudiando una reducción de las tropas que tiene estacionadas en Mongolia, país encajonado entre las dos potencias del mundo comunista, según informa Pilar Bonet desde Moscú.

Gorbachov centró su discurso, pronunciado en el principal puerto soviético del Pacífico, en la seguridad en la zona y en la posición que en ella ocupa la URSS.

Página 2

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de julio de 1986