Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:'JAZZ' EN SAN SEBASTIÁN

Don Cherry sorprendió y Miles Davis arrasó

Casi se llenó el Anoeta para ver nuevamente a Miles. El público sabía lo que iba a ver y el trompetista se lo dio con creces. Pero la verdadera sorpresa de la noche fue el grupo de Don Cherry.Nu, su formación, ya lo presagiaba. Se mostró como uno de los grupos más interesantes surgidos en los últimos años. Sonoridades de mil músicas ancestrales y mágicas, ritmos africanos o brasileños y constantes recuerdos ornettecolemanianos se entremezclaron en un estallido de matices y colores que ponía la piel de gallina e impedía una escucha estática e inmóvil, invitando a la participación constante. Nu es el fiel reflejo de todas las ideas vivenciales, que son muchas y muy diversas, de Don Cherry, pero es también un monstruo rabioso de cinco cabezas que no se doblegan. Cherry demostró que, a sus 50 años, sigue siendo uno de los creadores más originales de la actualidad y que: cada aparición suya es mucho más que una simple sorpresa.

Festival de Jazz de San Sebastián

Nu (Don Cherry, Carlos Ward, Mark Helias EdblackweIl y Nana Vasconcelos), Miles Davis Group y George Benson Group. Palacio de los Deportes de San Sebastián, 24 y 25 de julio.

Por su parte, Miles, con 60 años recién cumpliditos, no dudó ni un momento y entró arrasando con todo el potencial sonoro de su nuevo grupo. Desde la primera nota de trompeta y por espacio de 125 intensos minutos nadie osó ni respirar y los más de 8.000 asistentes se mantuvieron en vilo, apabullados por una música que a cada nueva audición suena más fresca y contundente. Miles fue el rey de la noche, tocó con ganas, con sensibilidad, con fuerza, bromeó con los fotógrafos, salpicó el escenario con su sudor, acorraló al pobre cámara televisivo, lució diferentes modelitos, a cual más espectacular, y, convenció a todo el mundo. A su¡. lado, un Bob Berg sencillamente: extraordinario, tocando de nuevo el tenor de forma cada vez más convincente; sus dúos con la nueva trompeta del boss fueron pura delicia, mientras los teclados y las percusiones llenaban todos los huecos sonoros posibles, creando un clima absorbente e hipnótico, que llegó a su punto álgido al atacar Time after time para concluir con una devastadora y todavía novedosa versión de Jean-Pierre. Miles sigue siendo el rey de la jungla. Inclinemos la cabeza.

Expectación

George Benson es, sin lugar a dudas, uno de los nombres más importantes y populares de música negra actual. Por ello, sus cuatro actuaciones españolas -ante ayer, en el Festival de San Sebastián; ayer, en el Pueblo Español, de Barcelona; mañana lunes, en Madrid, y el martes, en Valencia- han despertado un gran expectación, acabándose prácticamente las localidades para todos estos conciertos.Ésta es la primera visita a nuestro país de George Benson "Sabía que tenía un público en España", comenta el guitarrista y cantante norteamericano, "pero nunca sospeché que sería tan numeroso".

Benson viaja con sus 10 músicos y todos sus acompañantes en un avión particular, un verdadero lujo sólo al alcance de las más importantes estrellas del pop aunque él prefiera no incluirse en esa categoría. "He aprendido a no poner categorías a mi música porque me limita la creatividad y la comunicación con el público", prosigue Benson. "El jazz sigue siendo mi música favorita. El público no ha comprendido todavía que ha sido precisamente el jazz el que ha. influido en todas las otras músicas actuales y que han sido intérpretes de jazz los que estaban detrás de los grandes éxitos del pop o de la soul music. Detrás de gentes como Diana Ross, los hermanos Jackson o Marvin Gaye había siempre algún jazzman. Personalmente, llegué al jazz gracias al rhythm and blues. Me di cuenta de que los verdaderos artífices eran siempre músicos de jazz. Es necesario encontrar una fórmula para que esta música sea aceptada por todo el mundo y ése es precisamente el camino que estoy siguiendo".

En los últimos años George Benson ha combinado sus grabaciones como cantante y guitarrista en una línea que podríamos denominar más pop con colaboración de índole totalmente jazzística junto a músicos como Ronnie Cuber o Stanley Turrentine. Combinación que también se da en sus presentaciones en directo. "Nada en música es puro, ninguna música es totalmente rock o totalmente jazz o totalmente pop. Existen diferentes tipos de música y es necesario convivir con todos ellos. Un solo estilo me haría sentir como un prisionero".

George Benson es conocido en el mundillo de los guitarristas no sólo como un gran intérprete, sino también como un gran innovador. Sus modelos especiales de guitarras, fabricados por una empresa japonesa, son actualmente instrumentos ya clásicos. "Soy muy feliz porque otros músicos me han agradecido todo este trabajo utilizando esas guitarras". Por otra parte, Benson tiene una opinión muy definida sobre la utilización de los sintetizadores en la guitarra. "La vida debe continuar", puntualiza. "Los intérpretes que utilizan esos instrumentos son más científicos que otra cosa, están experimentando para el futuro. Yo lo he intentado en alguna ocasión y he encontrado cosas interesantes, pero todavía me gusta más la música que la electrónica y este tipo de instrumentos despista mi concentración".

George Benson sonríe constantemente y reparte elogios entre todos sus colegas en el mundo del jazz y de la pop music.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 27 de julio de 1986