Cartas al director
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

La racionalidad de nuestra Renfe

Somos dos empleadas de la Seguridad Social en Tarragona, pero residimos a ocho kilómetros de allí, en Salou. Como trabajadoras, el uso diario del vehículo propio nos resulta casi privativo. También somos conscientes del ahorro que representa el uso de los transportes públicos y, porello, cuanió los turnos lo permiten, utilizamos para nuestros desplazamientos diarios los trenes de nuestra inefable compañía nacional.Si el turno es por la tarde, utilizamos un expreso (el 994 de Málaga a Barcelona, para la ida y el 963 que sale de Tarragona a las 22.03, para la vuelta). La combinación nos resultaba sencilla, rápida y económica. Pero en este suelo patrio la felicidad de los pobres debe ser eflimera, y ahora nos piden por utilizar cada uno de los dos trenes 200 pesetas más, aparte del precio del billete, en concepto de una supuesta reserva obligatoria. La ¡da y la vuelta de un viaje de escasamente ocho kilómetros se vió incrementada en 400 pesetas de la noche al día.

Nosotras somos de esos que utilizan los trenes no por las etiquetas con que los bautizan, ni por la velocidad que alcanzan... Lo hacemos por los horarios que poséen y los itinerarios que cubren. Si el tren es un servicio público, que lo sea de verdad. Si, por el contrario, hay que volver al autobús de compañías privadas, que lo digan claramente. Casi 600 pesetas por tan sólo 16 kilómetros nos parece, francamente, un atraco-

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS