ARAGÓN

Abandonados en un vertedero de Zaragoza 60 envases con material radiactivo

Unos 60 envases con material radiactivo fueron abandonados por un centro sanitario público en un vertedero de basuras situado muy próximo al barrio de Vadorrey, en Zaragoza. La presencia de dichos recipientes, de color anaranjado y con una leyenda indicando la peligrosidad por su contenido radiactivo, fue denunciada en el ayuntamiento zaragozano por los vecinos del citado barrio el pasado martes, aunque hasta ayer no trascendió el hecho.Bomberos, personal de Protección Civil y del Instituto Municipal de Higiene acudieron al lugar y acordonaron la zona. Se midió el grado de radiactividad, que se cifró, en aquel momento, en un miligrad-hora, y que no representaba ningún peligro. Los bomberos retiraron unos 30 recipientes, que fueron trasladados, para su estudio, a los laboratorios del Instituto Municipal de Higiene.

Ayer se trataba de averiguar si el índice de radiactividad, decrecía o no, y por tanto, si pudo ser mayor en días pasados. Un vecino de la zona manifestó que los referidos envases radiactivos llevaban en la escombrera al menos una semana.

El alcalde de la ciudad, el socialista Antonio González Triviño declaró a los medios informativos que la distribuidora de tales elementos es una empresa de Madrid, Laboratorios Abelló, y que dicho material únicamente se utiliza en las clínicas, en medicina nuclear. Añadió el alcalde que se mantuvieron contactos con la citada empresa madrileña y se conoce cuáles son los centros sanitarios de Zaragoza, sólo dos o tres, que emplean dicho material.

Exigencia de responsabilidades

González Triviño calificó el hecho como de "grave falta de responsabilidad" por parte de quien depositó ambos envases. Se sospecha que no sea la primera vez que esto ocurre, y existen dudas sobre si pudo resultar afectada alguna persona.El alcalde anunció que se actuará con contundencia y se aplicará la legislación vigente para exigir responsabilidades una vez se determine qué centro sanitario es el autor de la acción. Se cree que se trata de un centro público.

Vadorrey es una barriada ubicada en la margen izquierda del río Ebro, donde viven varias decenas de miles de personas. El vertedero, incontrolado y sin vallar, donde se depositaron los envases se halla a unos 200 metros de las Viviendas. Los vecinos han presentado unas 60 denuncias por la presencia de dicha escombrera, donde, según un portavoz vecinal, se hacen prácticas de tiro, ya que se recogieron varios casquillos de bala.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS