Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Castro defiende a Noriega y a las fuerzas armadas de Panamá

El presidente cubano, Fidel Castro, ha manifestado que las Fuerzas Armadas de Panamá "tienen el papel más importante y patriótico del hemisferio", y ha defendido al hombre fuerte panameño, general Manuel Antonio Noriega, de las acusaciones hechas en EE UU.En una entrevista difundida el lunes por las cadenas de televisión panemeñas, el líder cubano estimó que las denuncias de que Noriega esté implicado en el narcotráfico y que actúe como agente cubano obedecen a "una campaña de desestabilización propiciada por el Gobierno norteamericano" para impedir que se cumplan los tratados firmados por Omar Torrijos y Jimmy Carter para la devolución del canal a Panamá en el año 1999.

"Lo que todavía es más ignominioso", afirmó Castro, es la acusación hecha por el senador norteamericano Jesse Helms contra Noriega de haber participado en la muerte de Torrijos. "Es una bajeza increíble", dijo, "porque nosotros conocemos la lealtad de Nonega hacia Torrijos y su completa confianza en él". "EE UU, como hizo con Chile, como hizo con Allende, intenta crear las condiciones para eliminar de la escena una figura de valor y liquidar del mismo golpe a la Guardia Nacional (anterior nombre de las actuales Fuerzas de Defensa panameñas)". Castro expresó su convencimiento de que si fracasan "las maniobras para liquidar políticamente" a Noriega, se intentará asesinarlo, porque "EE UU no puede perdonarle su política exterior independiente" .

Una nota del Gobierno panameño facilitada ayer por la Embajada de aquel país en Madrid afirma que "la campaña contra Panamá ha sido montada por grupos interesados en evitar que el canal sea devuelto por EE UU en 1999". La nota añade que "la campaña emana, indudablemente, de una alianza entre sectores estadounidenses enemigos de Panamá y elementos de la oposición política local que pretenden llegar al poder contra el mandato del pueblo en las elecciones de 1984". El Gobierno panameño desmiente, entre otras, la acusación de que Noriega estuvo involucrado en la muerte, el año pasado, del guerrillero Hugo Spadafora, y afirma que el asesinato "pudo haber sido cometido por fuerzas y organizaciones extrañas a Panamá".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de julio de 1986