Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El incidente provoca problemas en las relaciones bilaterales

ENVIADO ESPECIAL

Un portavoz canadiense afirmó ayer que los incidentes pesqueros hispano-canadienses pueden afectar seriamente a las relaciones entre ambos países. Tras el encuentro celebrado ayer en Halifax (Nueva Escocia, Canadá) entre los ministros de Asuntos Exteriores de Canadá y España, Joe Clark y Francisco Fernández Ordóñez, el portavoz canadiense añadió que el problema había afectado especialmente a las opiniones públicas de las dos naciones, lo que complicaba aún más las cosas.

El portavoz canadiense -que pidió no ser citado por su nombre- agregó que Clark le había pedido a Fernández Ordóñez que hiciese gestiones para evitar que los pesqueros españoles penetraran en la zona económica exclusiva que Canadá mantiene extendida hasta el límite de las 200 millas.

Por su parte, en conferencia de prensa celebrada ayer en Halifax tras la clausura de la sesión ministerial de primavera de la OTAN, Fernández Ordóñez dijo que su homólogo canadiense le había informado de que el 50% de las infracciones que se producen en aguas canadienses están realizadas por pesqueros españoles. Ordóñez mostró a Clark su desacuerdo con las tesis canadienses, que mantienen que el simple paso de un pesquero por la zona económica exclusiva es ya una infracción, incluso aunque el pesquero no se encuentre faenando. Clark y Fernández Ordóñez decidieron establecer consultas periódicas sobre temas pesqueros.

El ministro español de Exteriores reclamó la presencia canadiense en la Expo 92 de Sevilla y le pidió apoyo para el proyecto de celebrar los Juegos Olímpicos de 1992 en Barcelona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de mayo de 1986