Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL DEBATE SOBRE LA ALIANZA ATLÁNTICA

Felipe González emprende hoy su intento por evitar que Fraga propugne la abstención en el referéndum

El presidente del Gobierno, Felipe González, lanzará hoy en el Congreso por última vez una oferta de consenso al jefe de la oposición conservadora, Manuel Fraga, para definir unitariamente la política de seguridad y defensa para España. Esta llamada a la unidad se circunscribirá al debate de política de paz y seguridad, dado que la aprobación del decreto por el que se convoca el referéndum sobre la OTAN, previsto para el próximo 12 de marzo, no es materia de consenso a juicio del Gobierno. "Es posible intentar por última vez conseguir el consenso" afirmó ayer el presidente del Grupo Parlamentario Socialista, Eduardo Martín Toval.

El Gobierno confía en que si este consenso se alcanza la oposición cambie su actitud abstencionista respecto al referéndum. No obstante, si no surgen imprevistos, el decreto de convocatoria de la consulta sólo contará con los votos socialistas y del Grupo Mixto, y la abstención de las minorías."Desde siempre el Gobierno ha intentado conseguir el consenso en el Parlamento; no hemos perdido la esperanza de que así sea", señaló ayer Martín Toval. Este dirigente socialista compareció ante los informadores junto a Guillermo Galeote, coordinador de la campaña para el referéndum, y Elena Flores, secretaria federal de relaciones internacionales. "El momento de plasmar ese consenso sería tras el primer debate y antes de votar el decreto por el que se convoca el referéndum", precisé.

Los representantes del PSOE explicaron detenidamente la evolución que ha experimentado el partido en sus tesis atlantistas. "Nosotros hemos avanzado y hemos modificado nuestras posiciones, esperamos que los demás también lo hagan", dijo Galeote con la convicción de que el consenso está precisamente en la definición del Gobierno respecto a la OTAN que se sintetiza en la pregunta que va a ser formulada a los españoles. Esto es, permanencia en la OTAN, sin incorporarse a la estructura militar integrada, preservar el territorio de armas nucleares y reducción progresiva de la presencia militar de Estados Unidos en España.

Los diferentes grupos parlamentarios estudiaban ayer sus estrategias, todas ellas sin cerrar a la espera de conocer cuáles son los argumentos que hoy empleará Felipe González. La oposición conservadora recordará que el 27 de diciembre pasado, cuando la Cámara votó a favor de la permanencia de España en la OTAN, se puso de manifiesto que el consenso básico en materia de política exterior es un hecho, por lo que, a su juicio, el único elemento distorsionador es el referéndum.

Inconstitucional

Miquel Roca, portavoz de Minoría Catalana, aprovechará este debate para expresar sus dudas de que la celebración del referéndum sobre la OTAN sea constitucional. En primera instancia, porque el Gobierno ha anunciado que será vinculante -la Constitución otorga a este tipo de consultas un mero carácter consultivo-; y, en segundo lugar, porque la decisión objeto de consulta fue aprobada ya por el Parlamento hace cuatro años. Minoría Catalana se abstendrá cuando el jueves la Cámara haya de votar la convocatoria.Marcos Vizcaya, portavoz del PNV, ha declinado revelar cuál será su posición, toda vez que el órgano ejecutivo del partido adoptará hoy una posición formal al respecto. Fuentes oficiosas, no obstante, aseguraron que el PNV se opondrá a la celebración del referéndum, aunque una vez en campaña es previsible que deje a sus militantes y adeptos decidir en conciencia. En el Parlamento, sin embargo, se abstendrá ante el decreto de convocatoria.

El Grupo Mixto

Los representantes del Grupo Mixto se felicitarán de que esta convocatoria vaya a ser un hecho y disentirán de la política exterior diseñada por el Gobierno, ya que propugnan sin ambages la salida de España de la OTAN.El ex presidente del Gobierno Leopoldo Calvo Sotelo, en cuyo mandato España firmó el Tratado de Washington, será en esta ocasión el portavoz del Grupo Centrista, en defensa de las razones que le guiaron para decidir el ingreso en la Alianza Atlántica. Calvo Sotelo se opondrá al referéndum, al igual que el jefe del principal grupo de la oposición, Manuel Fraga, que llevará el peso del debate en lo que respecta a la Coalición Popular.

El secretario de Imagen del PSOE, Guillermo Galeote, aseguró ayer que la campaña pro OTAN no será diseñada mientras no concluya el debate parlamentario. "No podemos cerrarla hasta tanto no sepamos cuál es la posición de la derecha en el debate", dijo Galeote.

En el hipotético supuesto de que el Grupo Popular renunciara a propugnar la abstención, los socialistas manejarían un mensaje sin enemigo. Las previsiones parlamentarias para este debate establecen una duración de tres días, que comenzarán esta tarde con la intervención de Felipe González. Tras media hora de descanso, subirá a la tribuna Manuel Fraga, presidente de AP, con quien concluirá esta primera sesión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de febrero de 1986

Más información

  • Las minorías rechazarán en el debate parlamentario sobre paz y seguridad la convocatoria de la consulta