Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Méndez Leite, nuevo director general de Cine, tratará de evitar el fraude del control de taquilla

Fernando Méndez Leite, madrileño, de 41 años, es el nuevo director general del Instituto de la Cinematografía y Artes Audiovisuales (ICAA), según aprobó ayer el Consejo de Ministros. Méndez Leite asegura que luchará contra el fraude del control de taquilla y que, en líneas generales, su gestión seguirá la política cinematográfica iniciada por Pilar Miró, a quien le fue aceptada la dimisión el pasado 30 de diciembre, "para rodar una nueva película, un tema de amor".

El nuevo responsable del cine español anuncia que su trabajo se va a centrar en adecuar la legislación cinematográfica española a la de la Comunidad Europea, "de forma que nuestro cine no salga perjudicado con la incorporación a Europa".Su valoración artística- sobre el cine español actual es muy positiva y considera que en 1985 se han producido estrenos de películas muy interesantes, pero su opinión sobre el mercado interno es muy negativa. "El saneamiento de nuestro mercado es fundamental", dice. Méndez Leite se plantea la potenciación del cine español a través de la renovación del acuerdo entre cine y televisión, potenciando la Filmoteca Española y abriendo -"una ilusión que todos tenemos"- la Escuela de Cine.

A juicio de Méndez Leite, uno de los problemas más graves del cine español es el fraude existente sobre el control de taquilla. "Hay que terminar con los balances equivocados y los engaños que impiden conocer la realidad del sector, porque esta situación está perjudicando gravemente a todos y hay que luchar a fondo para resolver este tema".

Fernando Méndez Leite, casado y padre de dos hijos, es actualmente, desde 1983, responsable de la serie La noche del cine español, revisión histórica del franquismo a través de las películas españolas realizadas entre los años 1939 y 1975, trabajo que ahora deja y que espera que los miembros de su equipo sean los encargados de continuar. "Ha sido un trabajo de investigación muy interesante a la vez que muy duro. Supongo que el programa seguirá. Creo que debe proseguir. Cualquiera de las personas que han trabajado conmigo puede seguir al frente del equipo".

Méndez Leite ha sido crítico cinematográfico de publicaciones como Film ideal, Reseña, Dirigido por..., Ozono o Guía del Ocio. Su filme más conocido es El hombre de moda, coproducido, escrito y dirigido por él en 1980, anteriormente dirigió Niebla, para TVE; El club de los suicidas (1976) y El rey monje (1977).

Aunque ahora sea el responsable máximo de la política cinematográfica, Méndez Leite está vinculado al Instituto de Cinematografia desde octubre del pasado año, cuando fue nombrado vocal de la subcomisión de valoración técnica, organismo encargado de estudiar la concesión de ayudas económicas a los nuevos proyectos cinematográficos que ha constituido uno de los mayores puntos de crítica de la actual legislación sobre el cine.

El nombramiento de Fernando Méndez Leite ha sido bien recibido en medios profesionales. El productor Luis Megino dijo ayer que la designación de Méndez Leite le parecía acertada porque "es un profesional bien conocido y un hombre del cine desde siempre, que ha demostrado sobradamente su amor al cine". Respecto a los problemas que, a su juicio, deberá resolver prioritariamente el director del ICAA, Megino dice que la batalla principal está en la nueva normativa que afectará al cine español después de entrar en la Comunidad Europea. "En cuanto al interior, creo que la ley del cine se queda corta si no hay medidas urgentes de saneamiento del mercado, y con esto me refiero al fraude de taquilla y a los acuerdos entre cine y televisión, por poner dos ejemplos", afirma.

Habilitar créditos

El también productor Elías Querejeta considera el nombramiento excelente, y, en una primera enumeración de asuntos pendientes, señala el exacto control de taquilla, la necesidad de establecer el contrato de exhibición a porcentaje, habilitar los créditos necesarios para la reconversión de las salas cinematográficas, realizar una auténtica promocion comercial del cine español en el extranjero, ordenar el mercado del vídeo y conseguir una estrecha colaboración entre cine y televisión.El cineasta Francisco Regueiro califica de "grato" el nombramiento de Méndez Leite como nuevo director del Instituto de Cinematografia: "Siempre hemos tenido burócratas. Y malos. La llegada de Pilar Miró fue positiva por tratarse de una profesional, y me parece bien que se siga en esa línea".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de enero de 1986