El IX Salón del Libro Infantil ilustra el crecimiento del sector

En 10 años s ha duplicado la producción de publicaciones para niños

, Varias ciudades españolas celebran desde ayer diversas actividades de difusión del libro infantil y juvenil, organizadas por el Instituto Nacional del Libro Español. Coincidiendo con el IX Salón del Libro Infantil, abierto hasta el 22 de diciembre, y con la II Semana Nacional del Libro Infantil, que ilustran el crecimiento del sector, fueron entregados ayer los recién concedidos Premios Nacionales de Literatura Infantil y Juvenil a Joan Manuel Gisbert por El museo de los sueños, a la ilustradora Asura Balzola por su trabajo en el libro Munia y la señora Piltronera, y a Teresa Barro y Fernando Pérez por la traducción de Alicia no país das maravillas, del inglés al gallego. De los 2.275 nuevos títulos de libros infantiles publicados en 1975, se pasó a 4.560 en 1984.

Más información

La ilustradora Asun Balzola recibió también el premio Manzana de Oro, concedido en la Bienal de Bratislava de 1985; el próximo día 19 serán proclamados los ganadores del Premio Lazarillo 1985, otorgados por el Instituto Nacional del Libro Español.Todos estos actos se celebran en la Casa del Reloj, en el paseo de la Chopera de Madrid, donde se celebra por primera vez tanto el Salón como la Semana del Libro Infantil.

La II Semana Nacional del Libro Infantil no sólo se circunscribe a Madrid. En la presente edición se realizarán de forma paralela diversas actividades en Guadalajara, Málaga, Cartagena, Jerez de la Frontera, Palma de Mallorca, Zaragoza, Barcelona, La Coruña, Santiago de Compostela, Lugo, Orense, Pontevedra y Vigo, con la colaboración de las respectivas autoridades locales.

E1 objetivo de estas celebraciones es el de promover el interés por la lectura y la buena literatura entre los niños y adolescentes, y ofrecer a los adultos (educadores, padres, etc.) la posibilidad de ampliar conocimientos y experiencias sobre el trabajo que se está llevando a cabo en la literatura infantil y la promoción de la lectura.

En esta edición se han coordinado los esfuerzos de diferentes organismos de ámbito nacional, autonómico y local, que han asumido la responsabilidad de la celebración del IX Salón y de la 11 Semana del Libro Infantil.

Estos organismos, como el Ministerio de Cultura, a través del Instituto Nacional del Libro Español y del Centro del libro y de la Lectura; la Consejería de Cultura y Deportes de la Comunidad de Madrid; la Junta Municipal de Arganzuela, del Ayuntamiento de Madrid, y la Organización Española para el Libro Infantil y Juvenil (OEPLI), tienen previsto ofrecer a lo largo de estas semanas diversos coloquios.

Entre las numerosas actividades destaca la conferencia que ofrecerá el jueves la escritora e investigadora Carmen Bravo-Villasante sobre Los hermanos Grimm en España, escritores a quienes se ofrece un homenaje en su segundo centenario, y el recital que ofrecerá la investigadora Ana Pelegrín, especializada en el campo de la narrativa oral y tradicional, que analizará la relación entre tradición y literatura de y para niños. Al recital seguirá un coloquio con la autora sobre sus obras La aventura de oír y Cada cual atienda a su juego.

Este año los galardonados con los Premios Nacionales de Literatura Infantil y Juvenil son claros representantes de las nuevas tendencias y corrientes de la literatura para niños y jóvenes en España.

'El museo de los sueños'

Joan Manuel Gisbert, un joven autor catalán de aspecto lánguido y mirada observadora, galardonado en otras ocasiones con diversos premios, irrumpió hace años en este género con Escenariosfantásdcos, que supuso la incorporación de España a la literatura fantástica, iniciada por el italiano Gianni Rodad. Tanto esta obra como Misterio en la isla de Tokland (auténtico éxito de ventas infantil que ha alcanzado los 70.000 ejemplares) y la premiada El museo de los sueños están llenas de imágenes sugestivas en las que se juega constantemente con el factor sorpresa, no exento de una cierta magia y de una técnica no muy alejada de la novela de misterio.

Asura Balzola, una de las pocas ilustradoras españolas con proyección fuera del país, también galardonada recientemente con la Manzana de Oro de la Bienal de Bratislava de 1985, ha recibido todos los premios significativos en el campo de la ilustración en España y otros de carácter internacional. Tanto en España como en el extranjero ha participado en numerosas exposiciones individuales y colectivas.

La ilustradora, de origen vasco, posee un estilo muy personal, que llega de forma especial a los lectores de más tempranas edades. Su utilización del color, habitualmente en acuarelas de toros suaves, transmite una sensibilidad especial.

Junto con Gisbert la literatura infantil y juvenil cuenta entre otros significativos nombres con escritores como Fernando Alonso, Joles Sennell, Montserrat del Amo, Concha López Narvaez y Pilar Mateos. En cuanto a la ilustración, imprescindible en los libros infantiles, tiene nombres prestigiosos, ademas de la galardonada Asun Balzola, como Graban, Eguillor, Amechazurra, Gatagan, Carmen Sole Vendréll, Pacheco, Carmen Peris, etc.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 09 de diciembre de 1985.

Se adhiere a los criterios de