Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La catástrofe mexicana

El Fondo Monetario Internacional desmiente haber congelado la concesión de fondos a México

El Fondo Monetario Internacional (FMI) dio a conocer en la noche del viernes, en Washington, un comunicado en el que niega haber tomado la decisión de suspender los desembolsos que corresponden a México en virtud del acuerdo ampliado suscrito con dicho país en 1983. El desmentido parece responder a las crecientes presiones de la comunidad internacional, que ha expresado su solidaridad con el país siniestrado.

"En la Prensa han aparecido informes falsos afirmando que el FMI tomó la decisión de suspender el acceso de México a los recursos de esta institución bajo los términos del acuerdo ampliado suscrito", dice el comunicado. Admite que "México experimentaba ciertas dificultades" para cumplir las condiciones establecidas en el programa de tres años de duración y de 3.600 millones de dólares (unos 612.000 millones de pesetas), el FMI sostiene que se mantienen las "discusiones" y que no se tomó ninguna decisión en relación a la suspensión del acuerdo. Según banqueros y fundionarios gubernamentales estadounidenses, el devastador terremoto que el jueves sacudió a México podría llevar a la comunidad financiera a otorgar un trato especial a ese país, cuya deuda externa es de 95.000 millones de dólares (más de 16 billones de pesetas)."Creemos que la cuestión del programa de México con el FMI tendrá que mantenerse en suspenso hasta que México pueda tener la oportunidad de evaluar las con secuencias del desastre", afirmó Bernard Kalb, portavoz del departamento de Estado norteamericano.

Visita de Nancy Reagan

El presidente de Estados Unidos Ronald Reagan, anunció ayer que su esposa, Nancy, irá a México mañana para analizar los medios de aportar ayuda a las víctimas de los sucesivos terremotos ocurridos en ese país. Reagan hizo estas declaraciones al final de su intervención radiofónica, de los sábados desde su residencia de verano de Camp David. "La voluntad de ser un buen vecino es la base del carácter norteamericano y de nuestra política exterior", afirmó Reagan, que dijo también que admira el coraje y la determinación del pueblo mexicano, al consagrar todos sus esfuerzos a hacer frente a este acontecimiento trágico". La secretaria de Nancy, Elaine Crispen, indicó que no sabía exactamente qué lugares de México visitará Nancy Reagan. También Francia envió ayer dos aviones y ayuda financiera al país siniestrado. Altos representantes franceses afirmaron que París ayudará a México a restablecer sus comunicaciones telefónicas. El canciller mexicano, Bernardo Sepúlveda, agradeció, en conferencia de prensa, toda la ayuda que han brindado diversos países a su pueblo con motivo de los terremotos ocurridos en la capital federal. Sepúlveda agregó que México necesita urgentemente equipo especializado y expertos en demolición de edificios, equipo contra asfixia y contra incendios, así como helicópteros-grúas. Señaló también el canciller que se han recibido mensajes de condolencia por parte de los jefes de Estado y de Gobierno de diversos países, los cuales agradeció en nombre del presidente, Miguel de la Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 22 de septiembre de 1985