Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Un nuevo estilo de liderazgo en latinoamérica

Un ejército peculiar

Para entender el perfil de las fuerzas armadas de Perú no debe olvidarse que, a partir de la revolución nacionalista de 1968-1975 encabezada por el general Juan Velasco Alvarado, los militares peruanos demostraron ciertos rasgos excepcionales. Los mismos que, en taquigrafía periodística, sirvieron para caracterizarlos como militares de izquierda o de centroizquierda.

No es extraño, por tanto, que bajo el carisma de Alan García se esté borrando una vieja historia de odios entre el APRA y las fuerzas armadas; que asomen de nuevo viejas figuras castrenses que figuraron en el Gobierno de Velasco, y que muchos militares en actividad se sientan interpretados por ese nacionalismo democrático y popular con que se autodefine el Gobierno.

De hecho, un intelectual castrense tan conocido como el general retirado Edgardo Mercado Jarrín -principal ideólogo del golpe militar de 1968- aparece apoyando ostensiblemente al actual Gobierno de Alan García.

¿Significa esto que el horizonte está limpio y que todo promete ser un paseo cívico-militar? Hay al menos dos factores que hacen imprevisible el desarrollo de esta relación: la importancia desestabilizadora de la guerrilla Sendero Luminoso, en el aspecto militar, o el peligro que conlleva la depuración en marcha de las fuerzas policiales.

Sobre este último punto basta pensar en los estropicios que pueden hacer los altos oficiales cesados tras su retorno a la vida civil: desempleados, expertos en el uso de armas y con un conocimiento profundo de los grupos marginales, cualquier sociólogo aficionado adivina que pueden verse tentados a desarrollar iniciativas poco recomendables para el país.

Es una bomba de tiempo que probablemente el presidente García sólo podrá desactivarse mediante una acertada designación de los nuevos mandos de la policía peruana y contando con un sólido respaldo militar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 22 de septiembre de 1985