Confirmado el descubrimiento de los restos del Titanic a 4.000 metros de profundidad al sur de Terranova

Agencias

Una expedición científica franco-norteamericana confirmó haber descubierto el lunes los restos del lujoso transatlántico Titanic al sur de Terranova. Después de peinar la zona con robots submarinos, la expedición pudo verificar el lunes por la mañana la identidad del barco con cámaras de vídeo y un sofisticado equipo de sonar, según portavoces norteamericanos y franceses. Un portavoz francés indicó que los restos se encuentran a más de 4.000 metros de profundidad, pero no quiso precisar su localización exacta. El Titanic naufragó al chocar con un iceberg, hace 73 años, en su viaje inaugural entre Southampton y Nueva York. Construido en los astilleros de Belfast, llegó a ser calificado como insumergible. Más de 1.500 personas murieron en el naufragio. Los restos se encuentran a tal profundidad que sería imposible su rescate.

La expedición científica, formada por dos barcos oceanográficos, trabajó con modernos robots submarinos, que utilizan cámaras de televisión que se orientan por control remoto, sistemas de topografía marina por sonar y que soportan la presión y la oscuridad de las profundidades marinas.El doctor Robert Ballard, del Instituto Oceanográfico Woods Hole, de Massachusetts, comandante de la expedición conjunta, dijo en una entrevista telefónica desde el barco en que se encuentra que los primeros restos fueron localizados el lunes por la mañana.

Se desconoce la situación exacta donde han sido localizados los restos del barco, aunque algunas versiones señalan que se encuentra a unas 370 millas al sur de Terranova.

Al menos tres expediciones, anteriores fracasaron en la búsqueda de los restos del Titanic. La actual expedición tenía sólo una vaga pista de la zona donde se hundió el transantlántico. Los historiadores han situado esa zona a 41º 46' latitud norte, 50º 14' longitud oeste.

Un comunicado del Instituto para la Investigación y la Explotación del Mar, organismo oficial francés, indicó que los restos del barco habían sido identificados por un sistema de sonar submarino francés y cámaras submarinas norteamericanas.

El tesoro en joyas que transportaba la cabina de seguridad del lujoso transatlántico Titanic, quedará por ahora en el fondo del mar. El doctor Ballard, anunció ayer que suspendía la investigación, después de descubrir que los restos del casco, señaló, "están en tan buen estado que parece una pieza de museo". Un portavoz del Instituto indicó que Ballard, en una comunicación telefónica desde el buque de investigación, había dicho que sería "ridículo" cualquier intento de rescatar los restos, y que el equipo ha propuesto convertirlos en un monumento marítimo. Además se encuentran a tal profundidad que sería imposible su rescate, y no desean arriesgar la vida de sus buceadores. La única forma de hacerlo sería con vehículos a control remoto, pero no hay planes para ello.

La parte norteamericana de la expedición, financiada por la National Geographic Society, se encuentra a bordo del buque oceanográfico Knorr, construido para la Marina norteamericana. El barco, de 75 metros de eslora, transporta un submarino de control remoto, Argo.

"Nos lo encontramos esta mañana", dijo Ballard. "Nos lo tropezamos. Fue una gran emoción cuando nos dimos cuenta de que habíamos encontrado el barco en el que murieron 1.500 personas". El anuncio, realizado en Francia, provocó un aluvión de llamadas al barco Knorr, que cortó todo contacto por radioteléfono. Shelly Lauzon, portavoz del Instituto Woods Hole, dijo que todavía no había'tomado contacto con la expedición, pero que, según su información, era el submarino Argo el que había descubierto los restos.

Acuerdo previo

Un portavoz francés dijo que los miembros de la expedición franco-norteamericana habían llegado previamente al acuerdo de no hacer anuncio alguno hasta que estuvieran completamente seguros de que los restos pertenecían al Titanic.

El transantlántico se hundió en su viaje inaugural desde Southampton (Reino Unido) a Nueva York, al chocar con un iceberg el 14 de abril de 1912. De las 2.200 personas que iban a bordo, 1.513 murieron. El buque había sido calificado como insumergible, ya que había sido construido con un doble casco. Diez millonarios iban a bordo, y la caja fuerte del buque transportaba joyas de valor incalculable, incluyendo una colección de diamantes valorada en varias decenas de millones de dolares de 1912.

El anuncio efectuado en Francia indicó que el barco francés de investigación Suroit comenzó a trabajar en la zona el 28 de junio, y el 5 de agosto se le unió el barco oceanográfico norteamericano Knorr. El comunicado francés añadió que las competencias de cada barco en la investigación fueron acordadas en junio, días antes de que zarpase el buque francés. "La tripulación del Suroit creía que había localizado al T¡tan¡c, añadía el comunicado francés, "pero quería estar segura, y el acuerdo suscrito con los norteamericanos impedía hacer un anuncio. Las cámaras de vídeo del Argo llegaron en los últimos días, y confirmaron que se trataba del T¡tanic."

El comunicado francés no señaló el lugar donde se encuentran los restos, posiblemente por existir un compromiso de mantenerlo en secreto. Algunas fuentes indicaron que el acuerdo franconorteamericano se produjo después de laboriosas y secretas negociaciones.

El acuerdo final, que recibió el nombre de Operación White Star, por el nombre de las línea marítima propietaria del Titanic, especifica los derechos de todo lo que se recupere de los restos del transatlántico, según las leyes norteamericanas y. francesas. En dos conferencias de prensa que tendrán lugar el 13 de septiembre, en París y Washington, se explicará el descubrimiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 03 de septiembre de 1985.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50