Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Búsqueda de soluciones para el secuestro del avión de la TWA

Cuatro de los rehenes son militares de EE UU

Una facción shií extremista no controlada por Nabih Berri, líder de Amal, parece tener en su poder a cuatro militares norteamericanos separados del grupo de 40 rehenes secuestrados en el vuelo 847 de TWA, que iniciaron ayer en Beirut su segunda semana de cautiverio sin ningún progreso aparente en los esfuerzos diplomáticos realizados por Estados Unidos para conseguir su liberación.

Fuentes citadas ayer por el The Washington Post dijeron que la media docena de pasajeros que fueron separados de sus compañeros no fueron elegidos por sus nombres judíos, como se afirmó en un principio, sino porque tenían en su poder tarjetas de identificación militares.

Este pequeño grupo se encuentra, según los informes del espionaje norteamericano, en manos de la facción fundamentalista islámica Hezbollah, o Partido de Dios, dos de cuyos miembros ejecutaron el secuestro del Boeing cuando despegó de Atenas el pasado día 14. Este grupo, considerado como el más extremista dentro del fragmentado movimiento shií, mantiene sus rehenes particulares porque no se fía del todo de Berri.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 22 de junio de 1985