Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La compra de obras de Julio González, situará a Valencia en los circuitos internacionales del arte

La colección de obras del escultor catalán Julio González adquirida ayer en París por el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM), que depende de la Generalitat valenciana, es la más importante del mundo, y con su posesión se pretende situar a esta institución en los circuitos artísticos internacionales. La colección del escultor Julio González será la obra base de un museo de arte moderno, núcleo central del IVAM, en el que se expondrán también las importantes colecciones de pintores valencianos, entre ellas las de Joaquín Sorolla y Muñoz Degrain, con que cuenta la Generalitat.Antes de salir para París con el fin de asistir a la firma del contrato de adquisición, por compra y donación, de la colección, que incluye también pinturas y dibujos de Joan y Roberta González, el conseller de Cultura, Educación y Ciencia de la Generalitat valenciana, Cipriá Ciscar, manifestó que su intención inicial era mantener en secreto la operación hasta que se hubiese cerrado.

Al parecer, la razón de ello estriba en que otras instituciones estaban interesadas en la adquisición de esas obras. Las gestiones para la compra las llevaron personalmente el conseller y el director general del Patrimonio Artístico, de la Generalitat, Tomás Llorens, con Carmen Martínez y Vivianne Griminger, propietarias de la colección, y ha colaborado el Ministerio de Cultura.

"El tener una colección base como la de Julio González", indicó el conseller, "nos permitirá estar en los más importantes circuitos de arte internacionales y que Valencia empiece a contar en este aspecto".

El IVAM, organismo de reciente creación, contará con un museo que albergará la colección de Julio González, otras de artistas valencianos modernos y futuras adquisiciones. Además será un centro de estudio, documentación y exposiciones en torno al arte moderno. A partir de ahora, en su denominación constará el nombre Centro Julio González. Estará instalado en un edificio que comenzará a construirse en Valencia el próximo mes de septiembre y está previsto se concluya en el plazo de un año, según un proyecto del arquitecto Emilio Giménez.

Inversión de 417 millones

La Consejería de Cultura de la Generalitat ha invertido en la compra de la colección de Julio, Joan y Roberta González un total de 417 millones de pesetas. Se trata de la mayor parte del presupuesto consignado por esta institución para obras de arte en 1985, que en total asciende a 500 millones de pesetas.Cipriá Ciscar explicó que, en sus primeros años de existencia, el IVAM continuará consignando cantidades elevadas para la compra de obras de arte, con el fin de hacerse con fondos importantes.

Añadió que a partir del otoño de 1986 está previsto que vengan al IVAM las mejores exposiciones internacionales de arte.

La colección consta de 36 esculturas, 10 placas de cobre, 62 dibujos y 10 pinturas de Julio González, 100 dibujos de su hermano Joan González y 46 dibujos y 11 pinturas de Roberta González, hija de Julio y esposa de Hans Hartung.

Condiciones

Los primeros contactos para la adquisición le realizaron en París con las propietarias en el mes de noviembre de 1984, y en enero de 1985 se hizo la primera propuesta formal de adquisición. A finales del pasado mes de febrero, Carmen Martínez y Vivianne Griminger hicieron una visita a Valencia para conocer sobre el terreno el proyecto del IVAM.Las condiciones finalmente acordadas incluyen la compra por la Generalitat, al precio real del mercado, de un grupo de obras de Julio González. Las propietarias y la Galerie de France, que representa los intereses comerciales de la colección, hacen donación condicionada de otro grupo de obras de Julio González, junto con otras dos colecciones de obras de Joan y Roberta González.

La Generalitat valenciana se compromete a no vender ninguna de las obras adquiridas y a instalarlas y tener permanentemente expuesto en un espacio designado de común acuerdo el núcleo básico de la colección.

Habrá en total 225 metros cuadrados para las esculturas y 250 metros cuadrados para las pinturas y dibujos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 22 de junio de 1985