La 'cumbre' de Bonn

Nancy Reagan recibe un premio en Roma y come con Pertini

Nancy Reagan, la esposa del presidente norteamericano, recibió en la tarde de ayer el premio Proyecto Hombre en la comunidad terapéutica de San Carlos, en Castelgandolfo, donde 70 jóvenes heroinómanos luchan por salir del túnel de la adicción.Este premio había sido concedido ya al presidente de la República, Sandro Pertini. El anciano jefe de Estado invitó ayer a un almuerzo, en el Quirinal, a la primera dama norteamericana y al papa Wojtyla.

Hoy, Jaun Pablo II recibirá, en audiencia privada, a Nancy Reagan, que ha sido calificada con cierto énfasis, en los ambientes religiosos italianos, como la misionera de la droga.

La señora Reagan había llegado a Roma la tarde del jueves en un Boeing 70 idéntico al Number One de su marido. En el aeropuerto de Ciampino, de la capital, le esperaba la esposa del presidente del Gobierno, Anna Craxi, quien también es muy activa en la lucha contra la adicción a la droga.

Más información
Europa lucha por estar presente en los mercados del futuro
Psicosis de bomba
La Declaración Política de los "siete'
Las sanciones afectarán sólo parcialmente a la economía nicaragüense
Los países de la CEE niegan su apoyo al embargo económico contra el régimen sandinista
El Gobierno español muestra su "aguda preocupación" por las medidas

Sólo unos pocos periodistas han obtenido el permiso para acompañar a Nancy Reagan en su fugaz visita a Italia. Al llegar a Roma iba vestida con una chaqueta a rayas rojas y negras y una falda blanca. No aparentaba sus 64 años cumplidos, sobre todo porque usa el maquillaje, hoy de moda en Manhattan, que da al rostro una luz blanca tipo porcelana.

Las medidas de seguridad en toda la capital, y sobre: todo en la Embajada norteamericana de vía Veneto, han sido imponentes. La acompañaron 18 coches de escolta, si bien se ha movido casi siempre en helicóptero.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

La operación policial, preparada minuciosamente por los servicios de seguridad de la Embajada bajo el nombre de Rainbow (Arco Iris), fue descubierta y publicada por una revista semanal. A raíz de sus revelaciones, toda la operación tuvo que replantearse con gran urgencia.

Los atentados antiamericanos habidos en los últimos meses en Italia han hecho extremar las medidas de seguridad que acompañan a la primera dama norteamericana.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS