Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SANIDAD

Campaña de la Generalitat para estimular las donaciones de órganos para trasplantes

El Departamento de Sanidad de la Generalitat de Cataluña convocará un acto sobre los aspectos médicos y legales del trasplante de órganos para ayudar a paliar el notable descenso de las donaciones de riñón que se ha experimentado, en los últimos meses en Cataluña. Con este acto, que formará, parte de una campaña a desarrollar en 1985 por la Generalitat, se pretende mejorar el cumplimiento de la ley sobre trasplantes, que establece que el enfermo es donante potencial de órganos si no ha manifestado por escrito su oposición a la donación.

El Departamento de Sanidad acepta, en la práctica, la oposición de la familia del posible donante, ante la dificultad de aplicar la ley de forma rigurosa. La actuación del Departamento se ha limitado hasta el momento unificar la petición de los documentos necesarios para realizar la extracción; con esto se ha conseguido agilizar los trámites legales, según el director General del Instituto Nacional de la Salud, Xavier Trias. La donación de órganos en los casos en que la muerte del donante sobreviene por accidente es muy reducida; y es precisamente la muerte accidental la circunstancia que se considera idónea para las extracciones destinadas a transplantes.El conseller de Sanidad, Josep Laporte, se manifestó preocupado por el notable descenso de donaciones de riñón que se ha registrado desde el pasado mes de julio. Laporte apuntó como posible causa de este descenso la dificultad para mantener en el anonimato el nombre del donante del órgano, "lo que puede influir en el ánimo de sus familiares". Según Laporte, la cifra ideal de transplantes se situaría en Cataluña en los 300 anuales "porque permitiría equilibrar el número de nuevos enfermos con el de curados". El Departamento de Sanidad calcula en 2.000 los enfermos de riñón en Cataluña, de los que aproximadamente un 60% por ciento son susceptibles de ser sometidos a un transplante. Para el conseller, además del beneficio humanitario que supone la normalización de los transplantes, existe un importante beneficio económico que se podrían concretar en el ahorro de los miles de millones que se gastan en el tratamiento de hemodiálisis. Los gastos anuales del tratamiento de hemodiálisis oscilan entre dos y tres millones de pesetas por enfermo.

El director general del Instituto Catalán de la Salud, Xavier Trias, anunció que la Generalitat renovará los convenios firmados con cinco hospitales de Barcelona especializados en transplantes de riñón y posiblemente con los 15 centros en los que se realiza la extracción de órganos. Según Trias, para superar la actual falta de donaciones es necesario realizar una campaña de información "en la que se demuestre que la extracción y trasplante de riñón se hace con un riguroso control ético, económico y de calidad".

Según datos del Departamento de Sanidad, en 1984 se realizaron 260 trasplantes de riñon en Cataluña, de los cuales 215 correspondieron a órganos extraidos de cadáveres, 12 de hígado y 4 de corazón. El hospital Clínico de Barcelona, con 76 intervenciones, ha sido el centro en el que se ha realizado mayor número de transplantes de riñón de Cataluña.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de enero de 1985