Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Denuncia ante la OEA del aumento de casos de tortura en Chile

El uso de la tortura contra los disidentes políticos ha aumentado en Chile a lo largo del último año, según el informe presentado a la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), que se celebra en Brasilia, por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.El informe, discutido el pasado jueves por la reunión anual de la OEA, afirma que las violaciones contra los derechos humanos perpetradas en Chile han provocado una escalada de violencia en ese país, y da detalles de las personas heridas por torturas y por la represión policial durante las manifestaciones antigubernamentales celebradas entre octubre de 1983 y junio de 1984.

Durante el citado período, 647 personas resultaron heridas, algunas de ellas de bala, y aumentaron considerablemente los testimonios de estudiantes universitarios que aseguraron haber sido torturados mientras estaban detenidos por las autoridades.

El representantes chileno en la OEA, Mario Calderón, protestó por la publicación de este informe sin haber sido consultado su Gobierno. Calderón dijo que esto ha creado dudas acerca de la colaboración futura entre el Gobierno del general Augusto Pinochet y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

La comisión advierte que, si no se adoptan pronto métodos y pacíficos para resolver los problemas, el uso de la violencia alcanzará proporciones alarmantes, con consecuencias graves para los derechos humanos. El informe presentado a la OEA afirma que, según los datos recibidas por la comisión, entre los métodos de tortura más frecuentes, figuran la aplicación de electricidad a partes del cuerpo y la inmersión en bañeras de agua, algunas llenas de excrementos.

El presidente de la Comisión Interamericana, el mexicano César Sepúlveda, resaltó la colaboración del Gobierno sandinista en la investigación de la situación en que viven los indios misquitos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de noviembre de 1984