Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ancianos y vagabundos buscan refugio en los manicomios de Castilla-La Mancha

Un 70% de los internos de centros psiquiátricos de Castilla-La Mancha no son enfermos mentales, sino ancianos, vagabundos o deficientes mentales que son rechazados por su medio familiar o social, según una de las conclusiones de la Comisión Regional de Estudios de Salud Mental, creada la instancias de la Consejería de Sanidad.Dicha comisión, compuesta por vocales de las cinco provincias y en la que han colaborado 130 especialistas de la región, afirma que un 66% de los internos lleva más de dos años en los hospitales psiquiátricos, lo que ha hecho que la mayoría de ellos haya perdido sus relaciones sociales y ahora sea prácticamente imposible reinsertarlos al medio donde vivían.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 29 de octubre de 1984