Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EDUCACIÓN

El ministro Maravall pretende conseguir un 'nuevo maestro' con su proyecto de reforma de la formación del profesorado

El ministro de Educación y Ciencia, José María Maravall, presentó ayer el proyecto de su departamento para la reforma de la formación inicial y perfeccionamiento del profesorado. "La reforma educativa", dijo el ministro, "necesita de un nuevo tipo de maestro. Este nuevo maestro debe responder a una formación inicial mejor adecuada y más integrada en la Universidad, a la vez que a una formación que permita mayores posibilidades de actuación de sus conocimientos".

Maravall señaló que el proyecto responde a una necesidad "profundamente sentida en el colectivo docente" y que "era necesario, dentro del marco de la ley de Reforma Universitaria (LRU), abrir unavía de total integración de las escuelas universitarias de profesorado en la Universidad".El titular del departamento de Educación indicó que el proyecto se ha elaborado partiendo de una serie de encuestas en las que se ha puesto de manifiesto la necesidad de reforma de la enseñanza de la formación inicial del profesor y de su perfeccionamiento, "ya que", dijo, "sólo un 37% de los encuestados se mostró satisfecho con la actual dinámica del ciclo inicial".

Maravall señaló que la insatisfacción que produce el actual sistema de formación obedece a factores tales como insuficiente profesionalización del sistema, falta de integración en la Universidad y excesivo número de matriculaciones, entre otros. Añadió que se pretende que la Universidad integre en su seno a las escuelas del profesorado, "como una de sus funciones habituales".

Otro de los objetivos del proyecto es la consecución de una diferenciación entre la formación académica (científica y cultural) y la pedagógica, que deberá apoyarse a través de la gestión de los departamentos universitarios.

La formación inicial del profesorado también contempla el establecimiento de una selectividad de entrada a los centros de formación, al mismo nivel que cualquier otro estudio universitario.

Perfeccionamiento

Por último, y dentro de este capítulo de la formación inicial, el ministro destacó la parte dedicada a las prácticas, a las que definió como "componente esencial de la educación". Señaló que cambiará el proceso de selección del profesorado no universitario y que se establecerán unas prácticas remuneradas que, de ser superadas satisfactoriamente, podrán dar acceso al ingreso definitivo en el cuerpo docente.En cuanto al perfeccionamiento del profesorado, que se desarrolla en la segunda parte del proyecto presentado, José María Maravall indicó que este aspecto sería el que más impacto directo va a tener a corto plazo. El ministro basó tal afirmación en el hecho de que el 82% de los docentes actuales son menores de 45 años.

El ministro señaló que hasta ahora el perfeccionamiento del profesorado se hacía de una manera un tanto espontánea, a través de los movimientos de renovación y, como algo más institucionalizado, de las asociaciones de profesorado. "Lo que queremos", continuó, "es asociar ambos procedimientos y que la Administración haga posible la participación activa del profesorado, ya que el profesor es el protagonista del proceso educativo, a la vez que realiza planes de iniciativa y de reforma del profesorado".

Centros de profesorado

El proyecto señala que para dar respuesta a las necesidades de una actualización permanente de los profesores, el Ministerio de Educación y Ciencia potenciará, en coordinación con las comunidades autónomas, la creación de los centros de profesores, a los que pasarán las competencias ahora desarrolladas por los institutos de Ciencias de la Educación. Por último, Maravall señaló que el proyecto ha sido remitido a las asociaciones de profesorado, consejerías de Educación de las comunidades autónomas y escuelas de formación, y que su departamento está a la espera de respuesta por parte de tales instituciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de mayo de 1984