Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La obra 'Teledeum', de Els Joglars, provoca encendidas polémicas en Segovia

Teledeum, el último y polémico montaje teatral del grupo catalán Els Joglars, se representó ayer en Segovia y mañana se estrena en Madrid. El obispo de la diócesis segoviana, Antonio Palenzuela, hizo llegar a la Prensa un escrito en contra de la obra, y ayer tanto el Grupo Popular del ayuntamiento como los miembros del PDL han lanzado un duro comunicado contra la comisión de cultura municipal, organizadora del acto. Albert Boadella, director de Els Joglars, dijo ayer que le parecían muy bien estas reacciones. "Es lo lógico", añadió, "cada uno hace su trabajo: el de la Iglesia es el de anatematizar, y el del Grupo Popular, el de satisfacer a sus electores". La obra que actualmente presenta Els Joglars ha sido modificada. "Se le ha añadido un cuarto de hora final en el que se incluyen, de alguna manera, las reacciones provocadas", dice Boadella.

Albert Boadella añadió que el nuevo final de Teledeum, calificado de irreverente tras su estreno a finales del año pasado, no suaviza la obra, sino que "incita más porque introduce mucha ironía" Boadella, que siempre ha sostenido que Teledeum es una "comedieta de sotanas y casullas, sin más", dijo también que nunca esperó tan encendidas reacciones y que éstas no le preocupan, ya que "es tradición de los cómicos el recibirlas".

Doble juego

Según informa el corresponsal , el obispo de la diócesis segoviana, monseñor Antonio Palenzuela Velázquez, divulgó el sábado, a través de los medios informativos locales, un escrito en el que, "en nombre de la comunidad católica segoviana y aun de todo ciudadano honrado respetuoso de la conciencia religiosa ajena", protestaba por lo que considera un "ataque por el ataque, bajo el pretexto de una falsa cultura importada"."No comprendo el doble juego", añade la nota de monseñor Palenzuela, "de quienes asisten en corporación a actos religiosos de la comunidad católica -y, por consiguiente, a los ojos del pueblo parecen participar en ellos- y a la vez favorecen el ataque y la burla soez de convicciones y autoridades de la comunidad católica". "Este doble juego", añade, "nada tiene que ver con la letra y el espíritu de la Constitución y de la ley de Libertad Religiosa".

El alcalde en funciones y portavoz del Grupo Socialista en el ayuntamiento, Ricardo de Cáceres Casillas, calificó la nota de monseñor Palenzuela de "desafortunada", porque "no existe ese doble juego" y "la Iglesia católica sigue invitando oficialmente a las corporaciones civiles a los actos litúrgicos". Para el alcalde, la presencia de autoridades civiles en actos religiosos no busca la bendición de la Iglesia, sino que se trata de "una atención con la Iglesia católica".

En opinión del alcalde en funciones, Teledeum repite las denuncias qua ya han hecho católicos prestigiosos, como el padre Díez-Alegría o Miret Magdalena. "Lo que pasa", añadió, "es que la Iglesia católica no estaba acostumbrada a que se le sometiera a una crítica pública como se le está sometiendo de un tiempo a esta parte".

"Obra irreverente y soez"

Ayer hicieron públicos sendos comunicados el Grupo Popular y el PDP ante la representación de Teledeum en Segovia. El Grupo Popular trata a la obra, en su nota, de "irreverente y soez" y pide la dimisión de la concejala de cultura, Natividad Marcos Bocos. El Partido Demócrata Popular, por su parte, se opone "a la utilización de fondos públicos para subvencionar representaciones teatrales que hieren abiertamente la sensibilidad religiosa de un importante sector de la población" y solicita "una explicación detallada sobre cuáles son los criterios que orientan la política de la concejalía de Cultura".Según el escrito del Grupo Popular, el presupuesto para actividades culturales hasta julio se aprobó en la sesión de la comisión municipal permanente del 6 de febrero en contra del voto de dicho grupo, "por intuir lo que ahora es una realidad, que a la sombra del concepto cultura, y puesto que no se concretaban las actividades a realizar, podían producirse actuaciones como la ahora programada, que es un atentado no sólo a la conciencia religiosa de los segovianos, sino al sentido más elemental de la estética y el buen gusto".

"El Grupo Popular", dice también el comunicado, "no estará dispuesto a apoyar, y menos con fondos públicos, por otra parte tan escasos, actuaciones emanadas del particular concepto de cultura diseñado por los socialistas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de abril de 1984