Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fallece el escritor soviético Mijail Sholojov, autor de 'El Don apacible' y premio Nobel de Literatura

Está considerado como el último autor épico de la URSS

El escritor soviético Mijail Sholojov, líder literario del realismo socialista, premio Nobel de Literatura en 1965, autor de El Don apacible y Campos roturados, falleció ayer, a los 78 años de edad, tras una larga enfermedad, en su pueblo natal de Vechenskaïa, a orillas del Don, en el sur de la Unión Soviética. Considerado como el último autor épico de la URSS, defensor del pueblo cosaco, era miembro del comité central del Partido Comunista y diputado del Soviet Supremo desde los años 30.

La muerte de Mijail Sholojov fue confirmada ayer por la Unión de Escritores Soviéticos. El escritor, autor de El Don apacible, su obra maestra, donde narra la historia del pueblo cosaco, ha fallecido en el mismo pueblo donde había nacido el 24 de mayo de 1905, a orillas del Don, donde pasó gran parte de su vida. Heredero de Tolstoi, fue un autor de grandes escenarios y dramas colectivos, representativo del realismo socialista y del compromiso ideológico.Miembro activo del partido comunista desde 1932, diputado del Soviet Supremo desde 1938, recibió el premio Stalin en 1941 y el Lenin en 1960, entregado por su amigo Jruschov, entre otras condecoraciones que lo iban convirtiendo en el novelista oficial del régimen. En mayo de 1980, Breznev firmó el decreto de la concesión de la Orden de Lenin y la Estrella de Oro con la Hoz y el Majillo "por sus destacados méritos en el desarrollo de la literatura soviética".

Sholojov abandonó a los 15 años su tierra del Don para integrarse al Ejército Rojo en plena guerra civil. En 1922, en Moscú, se une a los escritores revolucionarios del grupo la Joven Guardia y forma parte de la asociación rusa de escritores proletarios, aunque apenas participa en los debates teóricos que dividen a los escritores frente a la revolución.

Su primer relato aparece en 1924 y dos años después Los cuentos del Don, sobre los acontecimientos de la guerra civil tras la revolución rusa de 1917 y los primeros años de consolidación del poder comunista en Ucrania. En 1925 empieza. a escribir El Don apacible, cuyos cuatro volúmenes finalizó quince años después, una obra convertida en un gran fresco épico de la revolución, donde narra en un estilo tradicional escenas de la vida cotidiana y de la guerra, mezclando los acontecimientos y personajes históricos con los de ficción. En la URSS se vendieron 40 millones de ejemplares.

En 1940 aparece Campos roturados, sobre la política de colectivización en los primeros meses de 1930. Es movilizado entre 1940 y 1945 como corresponsal de guerra. Fruto de esta experiencia son las novelas Ellos lucharon por la patria (1943) y El destino de un hombre (1957), donde describe la lucha de un pueblo contra Hitler.

Comunista y escritor

La militancia política de Mijail Sholojov fue activa durante toda su vida. A los 15 años se integró en el Ejército Rojo, abandonando su tierra del Don. En 1962, declaraba: "Soy, antes que nada, comunista; después, escritor". Sus posturas políticas fueron expuestas en el discurso de entrega del premio Nobel de Literatura en Estocolmo, en 1965. Con anterioridad había criticado la obra de Boris Pasternak, autor de Doctor Zhivago, también premiado con el Nobel.Sus ideas ultraconservadoras expuestas durante el proceso a los escritores Yuli Daniel y Andrei Siniavski, condenados a campos de trabajo, fueron rechazadas por los liberales. Sin embargo, la crítica reconoce que supo separar en su obra los aspectos artísticos de los políticos.

La nota necrológica oficial, firmada por Chernienko, recientemente elegido secretario general del Partido Comunista de la Unión Soviética y defensor del estilo ortodoxo en las artes y oponente de las innovaciones occidentales, elogia a Sholojov como "un verdadero hijo del Partido Comunista", y añade, "fue un apasionado luchador por la renovación revolucionaria de la vida. Sholojov desarrolló con éxito y enriqueció la gran experiencia del arte del realismo socialista".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de febrero de 1984