Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos detenidos en Vilanova por contrabando de carne

Vilanova i la Geltrú

Los dos hijos de Domingo Mascaró, propietario de la empresa Mascaró, SA, en cuyos almacenes se encontraron 140 toneladas de carne ilegal el pasado lunes, fueron detenidos ayer por la Guardia Civil, en espera de pasar a disposición judicial. Domingo Mascaró, quien desapareció de su domicilio en la noche del lunes, se encuentra en paradero desconocido.La carne, que entraba ilegalmente en España en cajas de pulpos congelados, procedía de Argentina, Brasil, Uruguay, Estados Unidos y Zimbabue. A raíz de los rumores sobre la posible implicación de la empresa Mascaró, SA, en la importación de carne de contrabando, el Juzgado de Primera Instancia de Vilanova i la Geltrú inició la búsqueda de un almacén que pudiera albergar grandes cantidades de carne.

El pasado lunes por la tarde la Guardia Civil se presentó en un almacén, propiedad de Domingo Mascaró, situado en el polígono Sant Jordi, que estaba declarado como fritería de patatas. El propietario, actualmente en paradero desconocido, negó entonces ser el dueño del establecimiento.

En la noche del lunes, el juez, junto con miembros de la Guardia Civil, el veterinario municipal y un cerrajero, inspeccionó el local descubriendo 140 toneladas de carne de contrabando. Poco después se cursó una orden de detención del implicado, que ya había desaparecido de su domicilio.

Fuentes próximas a Domingo Mascaró señalaron a este diario que el propietario de Mascaró, SA, no puede estar demasiado lejos ya que, al parecer, no posee dinero fuera de España y su partida fue precipitada.

Local precintado

El local donde se guardaban las 140 toneladas de carne de contrabando ha sido precintado y está custodiado por efectivos de la Guardia Civil. La Guardia Civil ha entrevistado ya a varios de los trabajadores de esta empresa y se espera que los dos hijos del propietario sean llamados mañana a declarar.Muestras de la carne hallada en Vilanova están siendo analizadas por técnicos de la Generalitat para conocer las condiciones sanitarias en que se encuentra, mientras se acelera la búsqueda de posibles lugares de venta, ante la posibilidad de que esté en malas condiciones.

Se sabe que el empresario desaparecido realizaba periódicamente viajes a Canarias y a Palma de Mallorca. En Palma se descubrió ya el pasado verano un almacén de parecidas características al encontrado en Vilanova. También se había planteado la posibilidad de abrir allí diversas factorías de carne congelada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de febrero de 1984