Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PAIS VASCO

Dos jóvenes, muertos en un bar por disparos del dueño del local

Josu Garranchán y Avelino Flores, de 18 y 22 años, murieron en la madrugada de ayer a consecuencia de los disparos efectuados por el dueño del bar Izarra, de la localidad vizcaína de Yurre, tras un, altercado mantenido con ambos Jóvenes en el interior del establecimiento. Momentos antes de producirse el trágico desenlace, los citados jóvenes habían participado en una pelea desarrollada en una sala de fiestas de la población donde tenían sus domicilios.Cuando los dos jóvenes llegaron .al bar Izarra, cercano a sus respectivos domicilios del barrio de Garbe, el arrendatario del bar, Ángel Alcolea, les hizo saber que el establecimiento estaba cerrado y no se servían más consumiciones. Josu Garranchún y Avelino Flores continuaron insistiendo ante la puerta del bar, y logrando entrar en el momento que salía a la calle otro cliente.

Acto seguido, según las versiones recogidas en el lugar, ambos jóvenes comenzaron a insultar al responsable del establecimiento, destruyendo botellas y una máquina tragaperras, entre otros objetos encontrados a su paso. Ángel Alcolea disparó a bocajarro una escopeta de caza contra sus agresores, en la cocina del establecimiento, adonde le habían seguido ambos en actitud amenazante.

Josu Garranchán murió al instante. Su compañero, Avelino Flores, falleció en la ambulancia que le trasladaba al hospital de Bilbao. El autor de los disparos causantes de las muertes ha sido detenido por orden del juzgado de Durango, encargado de instruir la causa. Hasta el momento de ocurrir el trágico hecho, Ángel Alcolea, Patural de Lemona y vecino de Yurre desde que se hizo cargo del citado bar, hace un año, venía observando una conducta normal y pacífica, según señalaron fuentes del ayuntamiento de la localidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de octubre de 1983