Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CC OO pide la aplicación rigurosa de la ley de Fincas Manifiestamente Mejorables

La federación estatal de Comisiones Obreras del Campo exigirá que se aplique de manera rigurosa la vigente Ley de Fincas Manifiestamente Mejorables, mediante la redacción de un nuevo reglamento que suprima al vigente que la hace inaplicable. El secretario de organización de este sindicato, Antonio Palacios, presentó ayer el plan de reforma agraria que defiende el sindicato, en el que se hace constar que "nunca renunciaremos a nuestro objetivo final de acceder a la propiedad de la tierra sobre la que trabajamos".

Dentro del capítulo de medidas técnicas y de inversión pública, el plan señala la puesta en marcha de un plan de transformación en regadío de un millón de hectáreas, que incluya 300.000 hectáreas en los primeros tres años, de las cuales, al menos el 75% correspondan a áreas latifundistas. Esta primera medida debe ir combinada con la aplicación estricta de la Ley de Fincas Manifiestamente Mejorables, con lo que se conseguirá el asentamiento en el sector agrario de 80.000 familias campesinas y la complementarización de las economías de 100.000 pequeñas explotaciones agrarias.CC OO del Campo ha elaborado también un plan de ordenación de cultivos, que incluye la expansión en 10.000 hectáreas al año del cultivo de tabaco durante los próximos tres años y la creación de un centro de elaboración de este producto. También se, prevé la expansión del cultivo de algodón, aumentando en 15.000 hectáreas al año el actual tope de 90.000, y la reorganización de sectores en crisis, principalmente el olivar y el viñedo.

El plan de CC OO es partidario de la promoción de la ganadería ligada a la tierra y del desarrollo de los cultivos que garanticen su alimentación, principalmente leguminosas nacionales, y del maíz, ligado a un plan de creación de explotaciones familiares agrarias viables. Finalmente, propugna medidas de repoblación forestal hasta un total de 300.000 hectáreas, el desarrollo de cultivos superintensivos y un plan de industrialización agraria en zonas con bolsas de paro.

Entre las medidas de gestión, administración y fomento de la inversión destaca la concesión de una línea especial de créditos a reintegrar en 20 años, con un máximo de interés del 4% y con un mínimo de subvención del 30% de la inversión, para la constitución de empresas agrarias y cooperativas por obreros en paro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de octubre de 1983