Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Semana de Cine de Valladolid, se clausura hoy con un filme de Yilmaz Guney

El muro, último film del turco Yilmaz Guney, clausurará hoy a las 11 de la noche la 28 edición de la Semana Internacional de Cine de Valladolid, inaugurada el pasado sábado con Danton, del polaco Andrej Wajda. Horas antes se conocerá el fallo del jurado internacional, presidido por el propio Guney, que concederá la espiga de oro, único galardón que otorga el certamen vallisoletano Aunque la calidad media de las películas a concurso ha sido elevada, son pocas. las que parecen optar al premio.Entre ellas, desde luego, no estará Españolito que vienes al mundo, de Fernando Guzmán, que ha constituido una gran decepción hasta el punto de que algunos críticos han censurado al festival por haber permitido su proyección. Los organizadores han insistido en que el criterio actual de la Seminci es mostrar todos los filmes españoles realizados durante el año.

Fernando Guzmán tuvo que escuchar críticas feroces y totalmente descalificadoras hacia su película en el coloquio que siguió a la proyección, La mayor parte, de ellas fueron totalmente merecidas, porque el film irrita al espectador por la falta de conocimientos del lenguaje cinematográfico.

Serrano de Osma vuelve al rodaje

Otro director español, pero este por distinta causa, se ha convertido en protagonista de las últimas jornadas. Se trata de Carlos Serrano de Osma, a quien la Seminci, junto a Luis Marquina ha dedicado un homenaje con la proyección de varios de sus limes. Serrano de Osma volverá a dirigir tras veinte años apartado de este cometido. Su próximo film será una biografía de Antonio Machado. También proyecta llevar a celuloide uno de los episodios que narra Azaña en La velada de Benicarló: intentará reconstruir los sucesos que ocurrieron en 1936 en la localidad madrileña de Ciempozuelos, cuando la población huyó del lugar ante el estallido de la guerra civil y las viviendas fueron ocupadas por los residentes, en los dos manicomios del pueblo, quienes organizaron allí una comuna que funcionó con normalidad. Serrano de Osma pretende repetir en 1984 o 1985 esta experiencia y filmar lo que suceda.La película brasileña Sargento Getulio, de Hermanno Benna proyectada en la noche del viernes ha s¡do una de las que mejor impresión ha causado, sobre todo por la fuerza y el desgarro de unas imágenes y unas situaciones dramáticas que enlazan con la mejor tradición del cine social suramericano. La obra, sin embargo, no se queda solo en eso, sino que describe la transfiguración interior de un sargento que acaba por convertirse en enemigo personal del prisionero que custodia en un larguísimo viaje por el noroeste de Brasil hasta el punto de que la orden de liberar al preso ante el cambio de la situación política no es obedecida por el Dolicía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 23 de octubre de 1983