Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los socialistas sugieren que Pujol debería dimitir por su implicación personal en el 'caso Banca Catalana'

El portavoz socialista en el Parlamento de Cataluña, Lluís Armet, pidió ayer indirectamente la dimisión del presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, por su implicación personal en la crisis de Banca Catalana. Armet afirmó ayer que Pujol "debería obrar adoptando la actitud que la conciencia política exige y que, en los países democráticos que nos pueden servir de ejemplo, es norma de conducta democrática cuando se producen implicaciones de esta naturaleza".El debate entre el presidente de la Generalitat y el portavoz fue el principal punto de atención de la sesión celebrada ayer por el Pleno del Parlament. Banca Catalana, la LOAPA y la política "sectaria, excluyente y exclusivista" que, según el socialista, practica el Consell Executiu centraron la discusión entre ambos.

Armet había afirmado que la crisis de Banca Catalana ha puesto en evidencia que la máxima institución del Gobierno autónomo está encarnada por una persona que no tiene "la libertad política suficiente" para defender los intereses nacionales de Cataluña. "La inhibición absoluta y clamorosa del Gobierno de la Generalitat en la fase final de aquella crisis financiera es una muestra evidente", añadió el dirigente socialista, para quien es inevitable que, justificada o injustificadamente, "aparezca el temor que otras actuaciones de nuestra institución de autogobierno podrían estar mediatizadas por el mismo motivo".

En su turno de réplica, Pujol manifestó que ya sabía que este tema se iría utilizando a medidas que fallaran otras armas políticas contra su persona y su partido, pero no suponía que fuera tan pronto. Añadió que ya estaba acostumbrado a las presiones por este asunto, "pero nunca han sido efectivas". "Yo podía haber callado y no haberme opuesto a la LOAPA para aliviar estas presiones, pero no lo hice", añadió el presidente catalán. "Anuncio a quien corresponda que ninguna presión podrá desviarme del móvil que guía mi actividad política: el servicio a Cataluña", dijo también.

El debate entre ambos llegó a ser muy crispado, sobre todo cuando Pujol le pasó por la cara a su oponente discursos y documentos socialistas favorables a la LOAPA, aunque se da la circunstancia de que Lluís Armet es uno de los dirigentes socialistas que desde siempre ha mantenido una actitud crítica contra la polémica ley. Armet había afirmado en su discurso que los socialistas catalanes consideraban "enormemente positiva la sentencia del Tribunal Constitucional sobre la LOAPA".

Pujol replicó: "Tienen ustedes una audacia absoluta". "No pueden ir por ahí diciendo que nos quejamos porque sí, porque aquí ha habido un intento de arrebatar a Cataluña lo que era suyo y ustedes estaban en esa operación".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de septiembre de 1983

Más información

  • El presidente se enfrentó con el portavoz del PSOE