Cartas al director
i

Medicamentos

En relación con la noticia, de la agencia Efe publicada en. la página 15 de EL PAÍS del pasado día 18, referente al consumo de medicamentos en España, le debo hacer notar varias imprecisiones. Me parece que el gasto anual en analgésicos ronda los 50.000 millones de pesetas y no el medio billón indicado en el titular.Más importantes todavía me parecen los errores referentes a las indicaciones de los medicamentos más prescritos. Las pastillas Juanola no tienen efecto específico alguno sobre la tos y su finalidad podría calificarse más bien de recreativa. Su único efecto consiste, como el de cualquier caramelo, en hacer tragar saliva, y eso siempre ayuda a relajar la musculatura de la garganta.

El Clanioxyl no es un antigripal. Se trata de un antibiótico para infecciones bacterianas, probablemente objeto de cierto abuso de prescripción en la actualidad. Casi todo el mundo sabe que, por desgracia, no se dispone de remedios para la gripe. El Clamoxyl de nada sirve en este caso.

Tampoco el Frenadol es un antigripal. Se trata de una mezcla de analgésicos menores que, aunque en algún tiempo promocionada como antigripal, no tiene acción específica alguna sobre el virus de la gripe.

Hydergina, Somazina y Stugeron no son medicamentos contra el infarto, ni anti-ictus cerebral, ni favorecedores del riego sanguíneo. No se ha demostrado de manera fehaciente que estos productos tengan alguna utilidad, para estas indicaciones.

A menudo se leen en EL PAÍS inexactitudes referentes a temas sanitarios o científicos. Creo que en ocasiones, como la que comento, estas inexactitudes crean esperanzas infundadas entre los usuarios del sistema sanitario. /

. Profesor agregado de Farmacología Clínica. .

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0028, 28 de agosto de 1983.

Lo más visto en...

Top 50