Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los radicales argentinos cierran filas en torno a Raúl Alfonsín

Fernando de la Rúa, líder de la corriente radical argentina Línea Nacional, ha decidido allanar el camino a Raúl Alfonsín, virtual presidente de la Unión Cívíca Radical (UCR) y candidato a la jefatura del Estado en las próximas elecciones.En realidad, De la Rúa no ha citado expresamente su apoyo a Alfonsín, pero éste se desprende del comunicado hecho público tras las elecciones internas del radicalismo, celebradas el pasado fin de semana en Buenos Aires y en las que la corriente Renovación y Cambio-Balbinismo Auténtico triunfó en forma absoluta.

Alfonsín ha ganado los cuatro delegados de la provincia bonaerense para el comité nacional del partido, con lo que cuenta ya con 57 de los 95 representantes en este órgano cuando restan todavía las votaciones en las provincias del ChIco, Santiago del Estero, Catamarca y Jujuy. Con sólo siete delegados más, Alfonsín contaría con dos tercios del total de delegados y, consecuentemente, el control absoluto de la UCR.

La jornada electoral en Buenos Aires se desarrolló sin incidentes en los 25 distritos, con excepción de en la localidad de Florencio Varela, a 30 kilómetros de la capital, donde Línea Nacional solicitó la impugnación por haber existido serias irregularidades.

Fernando de la Rúa, líder de Línea Nacional (que no llegó al 25% de votos necesario para alcanzar algún delegado en Buenos Aires), declaró que en las elecciones internas "se ha manifestado la clara voluntad de los afiliados sobre la fórmula presidencia¡. Ignorarlo significaría un inútil obstáculo para la breve pero intensa campaña que aguarda a la UCR".

Carlos Contín, dirigente de la UCR, calificó de extraordinaria la actitud de De la Rúa y dijo que, si fuera por él, le entregaría el poder a Balbín "ahora mismo".

El propio Alfonsín, en declaraciones efectuadas en su pueblo natal, Chascomus, dijo que se podría proclamar la fórmula presidencial, que comparte con Víctor Martínez, antes del 14 de agosto, fecha prevista para las elecciones de presidente por parte de los delegados.

También dijo que estaba convencido de la victoria de los radi cales, en las elecciones del 30 de octubre, por un margen amplío sobre el peronismo. También asegu. ró que, aunque no ha negociado todavía con De la Rúa, no descarta hacerlo ahora, tras la nueva ac titud de su rival.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de julio de 1983

Más información

  • Victoria aplastante en las elecciones bonaerenses