Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ha muerto el escritor y crítico Jorge Campos, especialista en literatura hispanoamericana

El escritor, crítico e historiador de la literatura, Jorge Campos, murió en la madrugada del viernes pasado en Segovia como consecuencia de una hemorragia cerebral. Su familia -mujer y tres hijos- y amigos, muchos de ellos escritores, han vivido en la intimidad la desaparición de uno de los mejores especialistas en literatura hispanoamericana y de¡ romanticismo. Campos -su verdadero nombre era Jorge Renales Fernández- consiguió en 1953 el Premio Nacional de Literatura por su obra Tiempo pasado. Había nacido en Madrid hace 67 años.

Jorge Campos se encontraba con su familia pasando el verano el la localidad de El Espinar (Segovia) cuando sufrió una hemorragia cerebral. Fue trasladado a un centro hospitalario de Segovia pero allí nada se pudo hacer por salvar su vida. Su estado de salud en los últimos años era delicado puesto que había perdido la vista casi por completo, lo que no le impedía seguir dictando artículos y trabajos que publicaba en revistas de literatura.Quienes conocían de cerca a Jorge Campos -Buero Vallejo, Leopoldo de Luis, Ramón de Garciasol, Elena Soriano, José Luis Cano, entre otros- reconocen que fue un hombre que después de la guerra eligió el exilio interior desde el que continuó analizando la literatura d e su tiempo y la anterior a él. Aún así no pudo librarse de una temporada en un campo de concentración después de la guerra.

Licenciado en Filosofia y Letras, dió clases de Historia de la Literatura en la Real Escuela de Arte Dramático y en los cursos para extranjeros de varios centro de enseñanza de los Estados Unidos.

Sus publicaciones de tema literario se han orientado preferentemente hacia dos grandes temas: el romanticismo español del siglo XIX y la literatura hispanoamericana. Entre sus obras principales de crítica y ensayo destacan Historia Universal de la Literatura (Pegaso, Madrid, 1946) y prólogos a las Obras de Espronceda, Alcalá Galiano, Estébanez Calderón y Duque de Rivas.

Entre sus últimas obras publicadas figuran Introducción a Pío Baroja, editado por Alianza, y dos antologías de los poetas Antonio y Manuel Machado, publicadas también en Alianza Editorial. Entre sus trabajos dedicados a la narración pueden citarse Seis mentiras en novela (1940); En nada de tiempo (1947); Vichori (1951); Pasarse de bueno (1950); El atentado (1951); El hombre y lo demás (1953) y Tiempo pasado, obra con la que consiguió en 1955 el Premio Nacional de Literatura. También dentro de la sección de crítica figuran sus obras Conversaciones con Azorín (Taurus, 1964) y Teatro y Sociedad (Moneda y Crédito, Madrid, 1970). Fue también redactor de la parte hispanoamericana del Diccionario de Literatura Española, editado por Revista de Occidente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de julio de 1983