Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Promesa de un 'dorado amanecer' económico para los norteamericanos

La primera pregunta de la conferencia de prensa de Ronald Reagan la realizó, como es tradicional, la representante de la agencia de prensa UPI, centrarido el tema en la principal preocupación actual de los norteamericanos: la situación de la economía. "¿Cómo irá la recuperación económica, teniendo en cuenta que usted prometió un presupuesto equilibrado para 1984 y, en realidad, se saldará ahora con un déficit de 190.000 millones de dólares?"."Helen", dijo el presidente en tono familiar, "la mitad de los déficit presupuestarios se deben a la recesión que arrastramos desde 1979", justificó Reagan. Cara al futuro, hizo votos de confianza en la recuperación económica, que tendrá incidencia en el equilibrio del presupuesto, y prometió que "no habrá nuevos impuestos" para corregir el déficit de las finanzas publicas.

Dar confianza al ciudadano en que la economía irá a mejor -como demuestran todos los indicadores-, sin amenazas de crear nuevos impuestos, a pesar de los déficits y del incremento en el gasto militar, parece ser la estrategia del presidente Reagan en su política interior, enfocada ya a una posible nueva candidatura a la Casa Blanca.

Las últimas apariciones del presidente sugieren que Ronald Reagan piensa seriamente en continuar al frente de la Casa Blanca durante el período 1984-1988, a pesar de las incógnitas lógicas sobre el estado de salud en un hombre de 72 años.

Aunque la recuperación económica será el mejor caballo de batalla electoral para Reagan, el presidente tampoco olvida otros factores. En particular el importante voto de los agricultores, a quienes da satisfacción al reanudar las negociaciones para la exportación masiva de cereales a la Unión Soviética.

Calma también para las minorías, en un momento de neta recuperación de la raza negra, tras las recientes victorias para alcaldías, al asegurar que defenderá los derechos cívicos en EE UU, "a punta de bayoneta, si es necesario".

Para los hispanohablantes, Ronald Reagan prepara una importante alocución mañana en Miami, ante la comunidad de origen cubano. La campaña electoral ha empezado ya para el presidente de Estados Unidos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de mayo de 1983