Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CIENCIA

Los ataques al corazón pueden tener origen hormonal en los varones

Un nivel anormalmente alto de una hormona sexual, el estradiol, ha sido encontrado en un número significativo de hombres que han sufrido ataques al corazón, según un estudio realizado por varias instituciones norteamericanas y publicado en The American Journal of Medicine.El estudio, realizado por la universidad de Columbia, el Instituto Nacional de la Salud, y del Centro Framingham de Estudios del Corazón, sorprendió incluso a sus autores, que no encontraron evidencia alguna de la influencia de factores considerados sospechosos, tales como el nivel de colesterol, de lipoproteínas de alta densidad, la presión arterial elevada, o el número de cigarrillos fumados al día, en el riesgo de sufrir ataques al corazón.

El estudio, por el contrario, sugiere que las enfermedades cardiacas pueden tener un origen hormonal, lo que podría significar una revolución en su prevención y tratamiento.

El estradiol es una hormonasexual femenina, del grupo de los estrógenos, que son producidos tanto por el hombre como por la mujer, aunque en el hombre en menor cantidad. El estudio se basó en los casos de 122 hombres, con edades comprendidas entre los 61 años y los 88 años. La edad media del grupo es de 70 años.

Esta investigación sirve de complemento a otro estudio anterior realizado en hombres de edades comprendidas entre los 34 y los 43 años.

Enfermedad coronaria

"De los 15 sujetos con un mayor nivel de estradiol, 13 sufrían una enfermedad coronaria, mientras que de los 15 sujetos con un mayor nivel de colesterol, solo tres tenían este tipo de enfermedad", ha señalado el doctor Gerald B. Philips, director del estudio.Los médicos desconocen las causas de los niveles altos de estradiol, así como los métodos para prevenirlos o tratarlos. Puede resultar que se deban a factores ambientales, tales como la dieta, o a factores genéticos, o que sean con secuencia de una coincidencia de ambos tipos de factores.

Los autores del estudio se muestran cautos a la hora de evaluar los hallazgos, que provocan muchas más preguntas que respuestas.

La incidencia de ataques cardiacos mortales ha disminuido mucho en los últimos años en los Estados Unidos.

Los autores del estudio piensan que la presencia de estradiol no ocasiona la acumulación de grasa en las arterias que se ha visto como causa de los ataques cardiacos, pero sí una coagulación de la sangre, que, junto a un cuadro de arterioesclerosis, aumenta el número de probabilidades de ataques al corazón.

Los especialistas habían observado durante su práctica médica pocos casos de ataques cardiacos en mujeresque no habían llegado a la menopausia, y por tanto tenían una elevada producción de estrógenos, pero un alto índice después de la menopausia, lo que les lleva a suponer que la hormona actúa en la mujer de forma preventiva, al revés que en el hombre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de mayo de 1983