Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El concepto orteguiano de 'sociedad europea' está vigente, según Jose Maria de Areilza

La validez de las ideas de Ortega sobre Europa se manifiesta en que el concepto de la sociedad europea, con su carga de herencia cultural e histórica, es hoy aceptado por las corrientes intelectuales de toda Europa". Ésta es una de las ideas expresadas por el ex presidente del Consejo de Europa, José María de Areilza, en la conferencia que pronunció ayer en el centro Ortega y Gasset, dentro del ciclo de homenaje al filósofo español. José María de Areilza desarrolló el tema Ortega y su idea de Europa.También el concepto de nación tiene, según José María de Areilza, una aceptación general dentro del proceso de la unificación política de Europa, enunciado por Ortega, que, pese a sus dificultades marcha hacia adelante. "Podíamos decir, por otra parte, que la instancia general que echaba justamente de menos Ortega en los años de entreguerras tiene hoy, en los países occidentales europeos, una nueva presencia a través de la democracia parlamentaria y de los derechos humanos, que firman el sustrato común de las naciones integradas en el Consejo de Europa.

Areilza analizó en su conferencia el pensamiento curopeista de Ortega desde que pronunció en la sociedad El Sitio de Bilbao, en 1910, la conferencia titulada La pedagogía social como programa político en la que formuló por primera vez en público su famosa consigna 'La regeneración es el deseo; la europeización el medio de satisfacerlo; España es el problema, Europa la solución'.

Ortega no perdió su fe en el europeísmo y siguió recomendando, en opinión de Areilza, después de la guerra, el modelo de la cultura europea a la renovación de la cultura en España.

"Al aparecer en 1921 su España invertebrada, ya se contiene en ella una serie de notas relativas a la idea de Europa que luego, en 1930, en La rebelión de las masas, desarrolla con más amplitud. Sin embargo, había que esperar hasta 1949, terminada la segunda guerra mundial, para que Ortega pronuncíara su célebre conferencia de Berlín, en septiembre de 1940, en la que resumió en un espléndido texto, bajo el título latino De Europa meditatio quedam, lo sustancial de su idea de Europa".

Meditación de Europa

De este texto, que apareció después de la muerte de Ortega editado en España bajo el título Meditación de Europa, José María de Areilza recogió algunas ideas fundamentales. "En primer lugar, la sociedad europea concebida como antecedente histórico-cultural del que nacen las naciones europeas como de una herencia común a la que pertenecen y que se mantiene vigente como un repertorio de usos y de hábitos a lo largo de 15 siglos hasta la primera guerra mundial. Europa no es, pues, una utopía de futuro, sino que previamente ha sido una realidad sustancial del pasado"."Ortega define también la nación como concepto específicamente europeo. En oposición a la polis griega, que es una sociedad de superficie y que no alcanza más allá de lo que su corto perímetro define, la nación es algo que extrae de las reservas colectivas de su propio ámbito una fe colectiva en las posibilidades de esa comunidad. Nación es a la vez tradición y empresa, es decir, pasado y propósito- de futuro, lo cual da un concepto dinámico de sociedad en profundidad a la idea de nación".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 7 de abril de 1983