Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Centro Cultural y de Estudios Antonio Machado estudiará y difundirá la obra del poeta sevillano

Colliure (Francia)

Dentro de este mes de marzo quedará constituido en España el Centro Cultural y de Estudios Antonio Machado, cuyo patronato estará integrado por los ayuntamientos de las ciudades machadianas y las dos universidades de ámbito estatal: la Menéndez y Pelayo y la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED). Así lo anunció a este periódico el diputado soriano Manuel Núñez Encabo en Colliure, el pueblecito francés donde reposan los restos mortales de Machado y donde se acaba de celebrar el tradicional homenaje al poeta en el aniversario de su muerte.

El 44 aniversario ha tenido como protagonistas destacados a los alumnos del colegio Josefa Navarro, de Coria del Río (Sevilla), que han recorrido 2.500 kilómetros en seis días por la ruta machadiana para estar en el cementerio de Colliure y recitar sus propios versos candorosos ante la tumba.Según Núñez Encabo, ya han dado su respuesta afirmativa a la creación del centro Antonio Machado los ayuntamientos -de Sevilla, Segovia, Madrid, Valencia y Barcelona, y aún no han contestado los de Baeza y Soria. Cada uno de estos municipios aportará un millón de pesetas para la puesta en marcha del centro, que recibirá asimismo una cuantiosa ayuda del Ministerio de Cultura. El presupuesto calculado inicialmente es de veinte millones de pesetas, que serán empleados en actividades de estudio y difusión de la obra de Machado. Sus promotores acarician la vieja idea de editar, por fin, las obras completas del poeta sevillano.

Queda por resolver un asunto delicado: ¿Qué va a pasar con la Fundación Antonio Machado? Se trata de una institución con sede en el propio Colliure, de escasos medios y con el mérito impagable de haber mantenido firme durante los últimos años el fuego sagrado de lo machadiano. Su cabeza visible es Monique Alonso, quien no se recata en confesar que la fundación no tiene más que treinta socios y no recibe más que una subvención del Ayuntamiento de Colliure, que no cubre ni la mitad de sus gastos. Hasta ahora, la fundación no ha recibido de las autoridades españolas otra cosa que buenas palabras y promesas, y espera, al menos, ser invitada a integrarse en el patronato del Centro Cultural y de Estudios Antonio Machado, siquiera sea en un acto de justicia histórica.

Los actos conmemorativos del aniversario de la muerte del poeta culminaron este año con el fallo del jurado del tercer premio internacional convocado por la fundación, que ganó el madrileño Narciso Alba, y una emotiva visita al cementerio de Colliure. La tumba de Machado se cubrió de flores. Como es habitual, no hubo discursos, pero se rompió la tradición para oír las voces de varios niños del colegio Josefa Navarro que recitaron poemas de Antonio Machado y versos compuestos por ellos mismos en su honor.

Carta de Alfonso Guerra

El vicepresidente del Gobierno, Alfonso Guerra, había escrito una carta a la fundación asegurando que, "con actos como los que hoy celebramos, el ser humano se reconcilia consigo mismo en la época de violencia y egoísmo personales en que nos ha tocado vivir". Alguien echaba de menos la presencia del ministro de Cultura.La actuación de los colegiales sevillanos merece capítulo aparte. A base de tesón y entusiasmo, los alumnos, profesores y personal no docente del colegio Josefa Navarro, de Coria del Río, han puesto en pie un montaje audiovisual de hora y media de duración que traspasa plenamente el nivel de los homenajes bienintencionados y mediocres para convertirse en una experiencia pedagógica muy notable para esta comunidad escolar y un producto lleno de rigor y amenidad para el espectador.

Hay que destacar que el montaje, ya proyectado en decenas de pueblos andaluces, ha sido posible por el enamoramiento de profesores y alumnos hacia el Machado poeta y el Machado hombre, pagándose ellos mismos los viajes y materiales precisos, ante la indiferencia de numerosas instituciones públicas relacionadas con la cultura. Les quedaba pendiente un sueño: llevar su homenaje lo más cerca posible de Machado: a Colliure. Y ahora lo han hecho realidad, viajando 2.500 kilómetros en seis días para estar junto a su tumba.

No pudieron, sin embargo, hacer completa la ruta machadiana por falta de medios (los maestros han tenido incluso que pagar a los sustitutos de su propio bolsillo), pero han estado en Baeza, Madrid y Barcelona, presentando su trabajo audiovisual -que va acompañado de una exposición de cuarenta paneles explicativos de la vida y obra de Machado- en la Casa de la Cultura, el Instituto de Cooperación Iberoamericana y el Palau de la Generalitat, respectivamente. Por cierto que el presidente del instituto, Luis Yáñez, tuvo que vencer enormes resistencias burocráticas para poder entregarles las 40.000 pesetas de ayuda prometidas. Pero, a fin de cuentas, la cultura ganó a la burocracia y el colectivo escolar de Coria del Río pudo rendir su humilde, hermoso, cálido homenaje en Colliure.

Por otra parte, La Casa de Soria en Madrid se ha unido a los diversos actos celebrados con motivo del 44 aniversario de la muerte de Machado, con una conferencia que pronunció anteayer en su sede social Antonio Gardó, uno de los fundadores de la asociación internacional que lleva el nombre del poeta.

Una doble vertiente desarrolló Gardó en su ponencia, explicando por una parte la trayectoria de esta fundación desde su origen y, por otra, dando testimonio del hacer de la misma como institución que mantiene viva la llama de la vida y obra de Machado desde su muerte en el exilio. En el primer aspecto destacó lo que significó para tantos españoles el cuidado de los restos del poeta, cuya tumba sigue siendo lugar de peregrinación laica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de marzo de 1983