Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pérez de Cuéllar fue recibido por Ronald Reagan en la Casa Blanca

La sugerencia que acaba de lanzar el secretario general de las Naciones Unidas, el peruano Javier Pérez de Cuéllar, para que la sede de la ONU sirva de escenario al encuentro entre los máximos dirigentes de la Unión Soviética y Estados Unidos fue califica ayer en medios de la Casa Blanca de prematura. El alto funcionario de la ONU se entrevistó por la mañana con Ronald Reagan en Washington y almorzó con el vicepresidente, George Bush.

La cumbre con Yuri Andropov no iba a ser abordada en la entrevista, según anunció minutos antes el propio Reagan. No obstante, no se descarta que si constituya uno de los temas centrales del encuentro que en breve mantendrá Pérez de Cuéllar en Nueva York con el secretario de Estado, George Shultz, antes de que éste inicie su gira por diversos países de la Alianza Atlántica.

Washington considera prematuro establecer un escenario para el encuentro al más alto nivel EE UU-URSS, ya que "aún no se ha previsto una reunión de este tipo". El funcionario de la Casa Blanca que comentó la propuesta de Pérez de Cuéllar, a condición de quedar en el anonimato, añadió que, no obstante, "la sugerencia se acepta con el mismo espíritu positivo con que se ha realizado". Asimismo, puntualizó que tanto Reagan como los miembros de su Administración han insistido en que la cumbre puede celebrarse "si se prepara adecuadamente y se tiene la seguridad de lograr resultados concretos."

En la agenda de la entrevista Reagan-Pérez de Cuéllar figuraba Oriente Próximo, Afganistán y, probablemente, las Malvinas.

Pérez de Cuéllar culmina en Washington su gira de presentación por las cinco capitales de los países integrantes del Consejo de Seguridad de la ONU (URSS, China, Francia, Reino Unido y Estados Unidos).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de enero de 1983