Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Italia informa a la OTAN de la investigación sobre la actuación del espionaje búlgaro

Por primera vez en la historia del terrorismo en suelo italiano, las autoridades de Roma informarán a sus aliados de la OTAN sobre las investigaciones judiciales que conciernen a la actividad de los servicios secretos búlgaros en este país, según reveló ayer el diario de Milán II Giornale Nuovo.

El periódico informó que el ministro italiano de Asuntos Exteriores, Emilio Colombo, ha dado instrucciones a su delegación en Bruselas para que informe verbalmente a los aliados sobre la marcha de la investigación sobre la pista búlgara.La información se ha hecho pública después del debate parlamentario en el que se expusieron públicamente graves acusaciones contra el régimen de Sofía y en especial la del ministro de Defensa, Lelio Lagorio, que calificó el atentado al Papa como un "alternativa a la invasión de Polonia".

Además, Lagorio provocó con su intervención el deseo de la Magistratura italiana por investigar el comportamiento del contraespionaje militar italiano (SISME), el cual -según la declaración del ministro de Defensa- espiaba desde 1977 al ex sindicalista de la central socialista-republicana (UIL) Luigi Scricciolo.

Los jueces italianos quieren saber por qué los servicios secretos no alertaron al sindicato UIL de que su responsable de asuntos internacionales informaba a los agentes búlgaros.

Sospecha de manipulación

Ante la noticia revelada por el ministro Lagorio, los dirigentes del UIL han reaccionado duramente. Se sospecha que pueda haber una instrumentalización del caso Scricciolo para comprometer y desprestigiar al joven sindicato de mayoría socialista, que en los últimos años ha conseguido agrupar en sus filas a los jóvenes provenientes de las expectativas políticas suscitadas en 1968 e incluso de entre los radicales.

La sospecha es aún más grave porque al frente del dinámico sindicato UIL está una de las promesas del partido socialista, el joven Giorgio Benvenuto, de quien se ha hablado siempre como posible sucesor de Bettino Craxi en la secretaría del partido socialista, en el caso de que éste último obtuviera la presidencia del Gobierno.

¿Se ha tratado de una bomba colocada bajo los pies de Benvenuto?. Los dirigentes de UIL han declarado públicamente que nadie jamás los había alertado sobre las actividades de espionaje de Scricciolo, hasta el punto de que pasaron once meses desde que fue detenido hasta que fue expulsado de la organización. Esto obedeció al hecho de que nadie había informado que Scricciolo, pese a sus confesiones de inocencia, era un espía.

¿Cómo es posible, se preguntan ahora en UIL, que se le permitiera incluso organizar el servicio de seguridad de Lech Walesa cuando vino a Roma si los servicios secretos sabían ya que hacía un doble juego?

Toda esta historia de baile de espías y contraespías sirve para que los humoristas italianos se explayen a gusto en los periódicos.

Dos de estas viñetas, publicadas ayer por Republica, han provocado la sonrisa en autobuses, cafés y oficinas de todo el país.

La primera se refiere al Papa. Tres personajes, vestidos como provenientes del frío, se acercan al Vaticano. Juan Pablo II sale corriendo; en la carrera pierde hasta el solideo. Un prelado lo llama gritando: "Santidad, Santidad, no son los búlgaros; son los tres Reyes Magos".

En la segunda aparece el mismísimo Jesús de Nazaret.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 23 de diciembre de 1982

Más información

  • La Magistratura desea conocer la presunta negligencia o manipulación del caso por el contraespionaje militar