Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reapertura de la Sala Cadarso con un teatro 'difícil y de calidad'

La Sala Cadarso, de Madrid, volverá a la actividad teatral la próxima semana bajo la dirección de Manuel Canseco, que tiene el propósito de ofrecer un teatro difícil, no comercial y de calidad. El local, perteneciente al Hogar del Empleado, no montaba espectáculos teatrales desde el pasado mes de mayo, cuando la asociación cultural Caballo de Bastos anunció su cierre por problemas económicos y considerar terminada una etapa de los grupos independientes, después de seis años de conflictiva presencia en la cartelera.Manuel Canseco, director de la Compañía Española de Teatro Clásico, abandona de momento los montajes de los clásicos, que en su opinión sólo son posibles con compañía y local estables, para recuperar la Sala Cadarso, con una capacidad de trescientos espectadores, destinada a una programación de calidad. "Será un teatro abierto, declaró ayer Manuel Canseco, "atento a las obras que no admite el teatro comercial".

La reapertura de la sala se celebrará el próximo día 23, con la presentación de la compañía Mobile, de Roma, dirigida por Geanni Pulone, que durante dos semanas ofrecerá El amor de don Perlimplín, de García Lorca, con muñecos de tamaño natural, y la escenificación con máscaras del poema Pugasev, de Sergei Esenin. El 6 de diciembre, en colaboración con el Instituto Italiano de Cultura, se celebrará un encuentro con el teatro Tascabile de Bérgamo, con ilustraciones de espectáculos de calle.

Los promotores de la sala, que ya tienen todos los permisos en regla para la reapertura, van a establecer un circuito con locales de Barcelona, Bilbao, Murcia y otras ciudades para intercambios de programas. Manuel Canseco confía que a lo largo de la presente temporada se consolide este tipo de sala pequeña de programación abierta, como ocurre en otras ciudades europeas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de noviembre de 1982