Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La deuda exterior venezolana asciende a 40.000 millones de dólares

El controlador general de la República de Venezuela, cargo equiparable al de presidente del Tribunal de Cuentas en España, ha anunciado que la deuda pública venezolana está situada actualmente en unos cuarenta mil millones de dólares (4,4 billones de pesetas). Junto a este reconocimiento público de la dificil situación venezolana, que sucede a los recientes anuncios de nacionalización de la banca privada en México y de renegociación de parte de la deuda externa cubana, el diario The Wall Street Journal se hacía eco ayer de una posible nacionalización de la banca en Argentina y del probable no reconocimiento de su deuda externa que asciende a unos 40.000 millones de dólares.Por otra parte el Banco Interamericano de Desarrollo hizo público ayer un programa de promoción de las exportaciones para países del Caribe por valor de 600.000 dólares.

Una espectacular subida de los precios de la carne y los combustibles en Argentina y la suspensión de venta de divisas en los bancos bolivianos, que también se hicieron públicas ayer, completan las últimas manifestaciones puntuales de la grave situación económica que atraviesa todo el continente latinoamericano.

El controlador general de Venezuela, al hacer público el fuerte endeudamiento externo de su país, subrayó que éste se había producido fundamentalmente a lo largo de los tres últimos años, aunque prefirió no responsabilizar a ningún Gobierno por tal situación.

Varios dirigentes políticos de aquel país han responsabilizado al Gobierno del ex presidente Carlos Andrés Pérez de iniciar el despegue vertiginoso de la deuda pública venezolana.

Con respecto a la solicitud cubana de renegociación de parte de su deuda externa, algunos observadores han minimizado su importancia y se han negado a aceptar globales descalificaciones del régimen de Fidel Castro (mala organización interna, excesiva dependencia de la URSS y economía hipotecada al mercado del azúcar). La cantidad que quiere renegociar Cuba, cerca de 1.300 millones de dólares, es para estos observadores muy baja, y los problemas económicos de este país son, a su juicio, mucho menos graves que los que atraviesan otras naciones del área.

En Bolivia, por otra parte, el dólar alcanzó una cotización seis veces superior que el cambio oficial en el mercado paralelo, por lo que la banca privada acordó suspender la venta de divisas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de septiembre de 1982

Más información

  • Crítica situación en Latinoamérica