Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Paralizada la restauración de la pintura colombina de Vázquez Díaz en La Rábida

La preocupación por salvar las pinturas al fresco del pintor Daniel Vázquez Díaz, evocadoras de la gesta colombina y ubicadas en el monasterio de La Rábida, y la necesidad de proceder a su restauración son aspectos que acaparan el interés de los medios culturales onubenses, que participan estos días en los actos conmemorativos del primer centenario del nacimiento del denominado pintor de la hispanidad. En opinión del director del proyecto de restauración, el arquitecto Alfonso Jiménez, la degradación de esos frescos está practicamente detenida.

Eliminadas algunas causas que provocaban el progresivo deterioro de los frescos rabideños, existen síntomas significativos que inducen a pensar que la operación final de restauración de los mismos vuelve a sufrir un nuevo retraso, tras lo manifestado por la ministra de Cultura, Soledad Becerril, durante su reciente visita a La Rábida.Soledad Becerril hizo hincapié en que es necesaria una visita a La Rábida de los técnicos del centro de restauración del Ministerio de Cultura, para que elaboren un nuevo informe valorativo del estado en que se hallan los frescos y las medidas a programar para la restauración definitiva.

En opinión de la ministra de Cultura, este equipo técnico ministerial deberá proponer posteriormente a su departamento el nombre del experto o expertos que pudieran llevar a cabo las obras de conservación y restauración de la obra de Vázquez Díaz, que fue terminada en 1930.

La nueva idea expresada por la ministra en el cenobio franciscano da a entender que en fecha próxima no podrá ejecutarse un proyecto de restauración de las pinturas al fresco, que existe ya, elaborado por el profesor Francisco Arquillo Torres, experto de la ONU y de la Organización de Estados Americanos (OEA) para la conservación de bienes culturales y catedrático de restauración de la facultad de Bellas Artes de Sevilla. Para la realización de dicho proyecto se había fijado un presupuesto de dos millones de pesetas, en base al convenio suscrito entre el Ministerio de Cultura,y la Diputación de Huelva, y firmado en La Rábida por Soledad Becerril pero, en opinión del prior de este monasterio, fray Sebastián García, tal cantidad se ha quedado pequeña al haber sido establecida en fecha lejana.

Exceso de visitantes

Según el profesor Arquillo Torres, el deterioro de la obra de Vázquez Díaz se ha producido fundamentalmente por cuanto la ejecución técnica de los frescos no se adecuó a las exigencias del muro rabideño. Entre otras causas que motivaron tal circunstancia, Arquillo Torres señala las siguientes: la contaminación de la sala de los frescos por dióxido de azufre procedente de la cercana zona del polo de desarrollo industrial; la humedad del muro y medio ambiente, las existencia de microorganismos (hongos y bacterias) y la masiva afluencia de visitantes al monasterio.Las obras de restauración, según este experto, deben ir complementadas con el tratamiento adecuado de la propia pintura, al objeto de asegurar la permanencia del color degradado en el mismo muro".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de septiembre de 1982