Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TRIBUNA

De Sófocles a AIbert Camus

Hoy comienza en el teatro romano de Mérica (Badajoz) el Festival de Teatro Clásico con la representación de El mito de Edipo rey, de Sófocles, en versión de Agustín García Calvo, dirigida por el griego Stavros Doufexis e interpretada por José Luis Gómez. El montaje es un encargo de la Dirección General de Teatro a la que José Luis Gómez propuso la posibilidad de hacerlo en colaboración hispano-griega, lo que fue aceptado. Sin embargo, a pesar del trabajo del director Doufexis y del músico Critodoulos Halaris, el proyecto está financiado integramente por el Ministerio de Cultura, excepción hecha de los sueldos de los artistas griegos.

Las tragedias de Edipo y de Calígula, inmortalizadas por Sófocles y Camus, componen un ciclo de espectáculos clásicos que se desarrolla a lo largo de este mes en el Festival de Teatro de la Ciudad de Mérida (Badajoz). José Luis Gómez es Edipo y José María Rodero es Calígula en los dos montajes que se representarán los días 12 y 24 en el teatro romano de Mérida, realizados bajo la dirección de Stavros Doufexis y de Luis Balaguer, respectivamente. Por otra parte, los días 6 y 7 de agosto el teatro universitario de Madrid, dirigido por Manuel Canseco pondrá en escena La asamblea de mujeres, de Aristófanes, en versión de Francisco Rodríguez Adrados.Recreación del mito tebano

Una recreación de la celebración trágica del mito tebano de Edipo que inspiró la obra de Sófocles, concebida para el público contemporáneo como una síntesis espectacular que integra la labor de los actores, el distanciamiento arcaizante de las máscaras orientales y un insólito diálogo musical de melodías bizantinas con el cante jondo de Enrique Morente, es, en líneas generales, el contenido de la Leyenda o "saga" del mito de Edipo rey, que se estrena mañana en el marco del Festival de Teatro de la Ciudad de Mérida.

La Dirección General de Música y Teatro y el organismo autónomo Teatros Nacionales y Festivales de España encargaron a José Luis Gómez, actor y actual director del teatro Español, la producción de esta obra hace aproximadamente un año, y éste propuso ampliar el proyecto con la participación de dos notables artistas griegos, Doufexis y Chalaris, que han sido becados por el Ministerio de Cultura de su país. La realización de este Edipo se presenta así como el producto de una colaboración teatral hispano-griega.

Uno de los directores griegos más prestigiosos del momento, Doufexis, gran experto en la tragedia clásica, es el responsable de este montaje, en el que interviene José Luis Gómez, interpretando el papel de Edipo, junto a un reparto en el que figuran Jeannine Mestre, Juan Meseguer, Joaquín Hinojosa, Fidel Almansa, Antonio Canal y Abel Vitón.

La traducción de la obra de Sófocles, en la que se basa el montaje, ha sido realizada expresamente por el profesor García Calvo. Según José Luis Gómez, "es un texto de enorme fuerza poética, escrito en un castellano excelso, muy complejo aparentemente, pero que una vez transitado adquiere una enorme belleza, comparable a la de los textos de Calderón o Azaña con los que últimamente he trabajado".

La singular combinación de melodías bizantinas con cante jondo para ilustrar musicalmente la tragedia de Edipo es una aportación del compositor griego Christodouplos Chalaris, quien explica el sentido de su idea en estos términos "La música bizantina es modal como la antigua música griega, y sigue una escala cromática más rica en fragmentos que la música occidental. También el cante jondo es música modal y sus escalas pueden convertirse automáticamente en música bizantina. Este fenómeno se debe a la confluencia que se dio en España de melodías gregorianas y árabes".

Otro elemento exótico del montaje lo constituyen las máscaras que usan los actores, diseñadas por el artista balinés Tapa Sudana, asistente de Peter Brook en París. Su inclusión en el espectáculo, según Alexis Doufexis, "nos hace trasladar el origen de la antigua tragedia griega a Oriente".

Al texto original de Sófocles, traducido por García Calvo, se han agregado un prólogo (Pro Agon) y un epílogo redactados por Doufexis, cuya finalidad es proporcionar información al público sobre el mito tebano en el que se asienta la acción de la tragedia y, al mismo tiempo, transparentar el mensaje político que ésta encierra.

La figura trágica de Calígula, personaje central de la obra así titulada de Albert Camus, vuelve el próximo día 24 de julio al escenario del teatro romano de Mérida, donde se presentó hace dieciocho años, encarnada por el mismo actor que entonces la interpretó: José María Rodero.

"Esta es una oportunidad para que los jóvenes de cuarenta años vean a Rodero en uno de sus papeles cumbre", comenta Luis Balaguer, director del montaje, que se repuso por primera vez el pasado 26 de junio en León. "En la presente versión del Calígula de Camus, expresión dramática de la corriente existencialista, en la que la anécdota histórica es pretexto para hacer un alegato de la libertad, se han humanizado más los personajes que en la adaptación anterior", explica Balaguer. "Antes había héroes y antihéroes. Hoy día encuentras muchos calígulas por la calle. Los límites de la locura son más inciertos e invaden el ámbito de nuestra cotidianeidad".

Junto a José María Rodero, en el papel de Calígula, trabaja Charo Soriano, en el de Fesonia, y José Vivó, que encabezan un reparto en el que figuran doce actores y trece técnicos.

La versión de Francisco Rodríguez Adrados de La asamblea de las mujeres, de Aristófanes será representada los días 6 y 7 de agosto por el Teatro Universitario de Madrid, dirigido por Manuel Canseco.

Según su autor "está en la línea, seguida por mí desde hace muchos años, de intentar ofrecer traducciones del teatro antiguo en un español actual y con los mínimos retoques necesarios". Rodríguez Adrados está convencido de que "esta es la manera más legítima de presentar el teatro antiguo y la que mejor llega al público".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 12 de julio de 1982