Treinta años de cárcel y expulsión del Ejército para los rebeldes Milans y Tejero

El Gobierno recurrirá la sentencia ante el Tribunal Supremo

El día 23 de febrero de 1981 hubo en España una rebelión militar, que tuvo como cabeza al teniente general Milans del Bosch y como jefe de las fuerzas rebeldes al teniente coronel de la Guardia Civil Antonio Tejero Molina, según establece el Consejo Supremo de Justicia Militar en la sentencia hecha pública ayer. Ambos rebeldes han sido condenados a una pena de treinta años de reclusión mayor, que implica su expulsión del Ejército. De los 31 procesados restantes en la causa del 23-F, once han sido absueltos y puestos en libertad; ocho, condenados a penas de prisión superiores a tres años y un día, por lo que serán expulsados del Ejército; otros once deberán cumplir condenas inferiores a tres años, por lo que permanecen en el Ejército. El civil Juan García Carrés ha sido condenado a dos años de prisión.

Más información
Expulsados del Ejército
Pérdida de empleo y separación del servicio
Quince meses de proceso
Los principales juicios militares durante los años de la transición democrática
Absueltos un comandante, dos capitanes y los ocho tenientes de la Guardia Civil

A las penas máximas aplicadas a Milans del Bosch y Tejero Molina siguen las de los generales de División Alfonso Armada Comyri y Luis Torres Rojas, a los que se condena a seis años de prisión por el delito consumado de conspiración para la rebelión, y la del comandante Ricardo Pardo Zancada, condenado, asimismo, a seis años, como autor de un delito consumado de rebelión militar.El anuncio de las condenas provocó declaraciones de descontento de la mayoría de las fuerzas políticas. El presidente del Gobierno, Leopoldo Calvo Sotelo, que celebró ayer un miniconsejo de ministros preparatorio del Consejo extraordinario de hoy, anunció la decisión del Gobierno de interponer recurso ante el Tribunal Supremo.

Medios allegados al Ministerio de Defensa aseguraron a este periódico que los tenientes de la Guardia Civil absueltos quedarán en situación de disponibles forzosos y no tendrán, en consecuencia, mando alguno sobre las unidades del Cuerpo. También ha trascendido que la sentencia fue aprobada por una mayoría de nueve contra siete miembros del Consejo Supremo de Justicia Militar y que figuran varios votos particulares discrepantes con la sentencia final, que es sensiblemente inferior a la cuantía de las penas que solicitaba el ministerio fiscal. En el último punto de la sentencia, el tribunal solicita al Gobierno la conmutación de las penas máximas de treinta años a Milans del Bosch y a Tejero por otras de veinte años. Ambos han renunciado a este beneficio.

Páginas 13 a 24 y última

El teniente general Jaime Milans del Bosch
El teniente general Jaime Milans del Bosch

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS