Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Sentencia por la rebelión militar del 23-F

Jordi Pujol: "Las dos condenas de 30 años me parecen severas"

"He visto algunas opiniones escandalizadas, pero me parece que las sentencias están inspiradas en el espíritu castrense y militar, dentro del cual la responsabilidad de los altos mandos es castigada severamente. No se esperaban en algunos sectores las dos condenas de treinta años, que se imponen a los más altos responsables y me parecen severas. Dentro de la forma de ser de la mentalidad militar, los otros mandos, llamados a obedecer, son tratados con más benignidad" dijo ayer a la cadena SER el presidente de la Generalidad de Cataluña, Jordi Pujol."Pienso", siguió Pujol, "que hay que ser cautos y no lanzarnos a declaraciones extemporáneas. Creo que queda clara la supremacía indiscutible del poder civil e igual que reclamo que los militares no puedan opinar en algunos aspectos políticos, nosotros debemos ser muy cautos en cuestiones que están judicialmente bajo competencia militar". "Otra cosa", añadió, "es que el Gobierno recurra, que me parece que debe hacerlo."

En'este mismo sentido de contemplar las' sentencias desde el punto de vista, "básico en el Ejército, de la subordinación de las jerarquías", el partido de Pujol, Convergencia Democrática de Cataluña, "comprende" la deci.sión del Consejo Supremo de Justicia Militar.

Centristas de Cataluña hizo un comunicado en el que decían respetar la independencia de poderes y calificaban la sentencia como "un poco desequilibrada". El diputado de Coalición Democrática Antonio de Senillosa calificó las penas de "ridículamente bajas y desconcertantes", mientras que Francesc Vicens, de la ejecutiva de Izquierda Republicana de Cataluña, decía que "lo importante es el buen ejemplo que se da a los principales responsables". Juan Ramos, secretario general del Partido de los Comunistas Catalanes opinó que con esta sentencia "la democracia se va a resentir".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de junio de 1982