Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Melina Mercouri pide mayor cooperación cultural entre los países mediterráneos

Terminaron los encuentros de Hydra

Los gobiernos socialistas griego y francés han asumido la realización de la idea de crear una universidad mediterránea que propuso la actriz española Nuria Espert en los encuentros de cultura mediterránea que se celebraron el pasado fin de semana en la isla griega de Hydra. La ministra griega de Cultura, Melina Mercouri, pidió que se empiece a trabajar en el aumento de flujo de obras de cine, teatro y música entre los países mediterráneos. También se hizo referencia a la propuesta del presidente de Francia, François Miterrand, de crear un consejo de países mediterráneos que reúna la actividad de los artistas de este sector.

Los encuentros, en los que han participado 45 ponentes y cerca de trescientos observadores, fueron clausurados anteayer en el teatro, antiguo de Epidauro con un concierto de la orquesta de la Radiotelevisión Francesa y los coros nacionales griegos, que interpretaron, bajo la dirección del maestro español José Luis García Navarro, la Novena Sinfonía de Beethoven, informa Juan F. Elorriaga. Más de 20.000 personas aplaudieron este concierto. Entre el auditorio se encontraban los primeros ministros de Grecia y Francia, Papandreu y Maurois, quienes asistieron a la sesión de clausura.En estas jornadas, convocadas por primera vez por los responsables de la cultura gubernamental de Grecia y Francia, han participado representantes de dieciséis países del área mediterránea "quienes", como explica Nuria Espert," se han reunido en torno a la mesa común de la cultura a pesar de los conflictos políticos y econ micos que mantienen enfrentados a algunos de estos países". Tal ha sido el caso, por ejemplo de israelíes y palestinos.

Según explica Nuria Espert, han sido numerosas en estas jornadas las referencias a España "precisamente por ser un país bastante privilegiado ya que en su realidad actual muestra el encuentro, de casi todas las culturas mediterráneas". "España ha sido dominada o enriquecida por el cruce de la mayor parte de las culturas de los 21 países mediterráneos, lo que la hace aparecer como un compendio del resto de los paises de esta zona".

Cultura y política

"La política no ha sido la base de este encuentro," aclara Nuria Espert, "pero tampoco se ha evitado porque se ha dejado bien claro que la cultura también va unida a la política aunque en las jornadas el camino cultural se ha mostrado como un camino de paz, distinto al camino de los enfrentamientos políticos y económicos".El primer ministro griego, Andreas Papandreu, pidió en la sesión de clausura un Mediterráneo sin bases militares, ni flotas extranjeras y sin discriminación racial. Tanto el político griego como el primer ministro francés Pierre Maurois abogaron por la creación de una civilización más humana y directamente derivada de las aportaciones de los pueblos que viven a orillas del Mediterráneo.

La ministra de Cultura griega, la actriz Melina Mercouri, pidió en el transcurso de estas jornadas la devolución a Grecia de sus riquezas arqueológicas en el extranjero, y señaló que el acercamiento cultural allanará el camino hacia una mayor colaboración entre los países mediterráneos. Melina Mercouri y su colega francés Jacques Lang pretendieron dar desde el principio a estos encuentros unas características que respondieran al lema Paz y libertad a los pueblos a través de la cultura.

La representación española en Hydra estuvo integrada por la actriz Nuria Espert; el maestro de orquesta García Navarro; el pintor Antonio Taule, residente en París, y José Luis los Arcos, primer secretario de la embajada de España en Atenas. Excusaron su asistencia la ministra de Cultura y el académico Antonio Tovar.

El pintor griego Yanis Tsarouhis; los escritores Miratrailovic, de Yugoslavia, y Yasar Kemal, de Turquía, asistieron también a este encuentro cuyo título oficial ha sido El Mediterráneo, hoy y siempre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de mayo de 1982