Alfredo Pérez de Armiñán será nombrado director general de Bellas Artes en el Consejo de Ministros de hoy

La ministra de Cultura, Soledad Becerril, tiene la intención de proponer al Consejo de Ministros que se celebra hoy el nombramiento de Alfredo Pérez de Armiñan, actual secretario general técnico de este ministerio, como sustituto de Javier Tusell en la Dirección General de Bellas Artes, Archivos y Bibliotecas, según fuentes cercanas a la ministra.

Más información

El Consejo de Ministros decidirá, con toda seguridad según esas fuentes, la destitución de Javier Tusell y el nombramiento del actual secretario general técnico del Departamento de la ministra Soledad Becerril. Alfredo Pérez de Armiñán (Madrid, 1952), letrado de las Cortes, fue entre julio de 1979 y mayo de 1980 subdirector general del Patrimonio Artístico y hombre de confianza de Tusell, precisamente cuando éste último era director general de la entonces denominada Dirección General del Patrimonio Histórico-Artístico. Entonces era ministro de Cultura Manuel Clavero. Pérez de Armiñán dimitió a raíz de la postura adoptada por el ministro Ricardo de la Cierva sobre la solución sur de Soria. Soledad Becerril lo incorporó de nuevo al ministerio de Cultura, como secretario general técnico.Pérez de Armiñán había manifestado últimamente que en la vida cultural española se apreciaba una mayor aproximación entre la iniciativa oficial y la gente de la calle, siendo este uno de los logros que le atribuyen los sectores plásticos a Javier Tusell.

Los motivos de la destitución de Javier Tusell como director general de Bellas Artes, Archivos y Bibliotecas no se pudieron conocer ayer ante el hermetismo del Ministerio de Cultura y la ausencia de su titular, Soledad Becerril, presente en la Feria de Sevilla. Algunas fuentes fuentes hacen referencia a enfrentamientos ideológicos dentro de UCD entre los sectores liberal y democristiano, que han agudizado las diferencias entre la ministra y Tusell. Pero entre los medios artísticos se cree que el punto de fricción podría estar relacionado con actuaciones concretas sobre el patrimonio artístico, que la ministra no compartiría por motivos, según los observadores, de celos ante el excesivo protagonismo y el fuerte carácter del cesado director general. De hecho, Javier Tusell, cuya capacidad de trabajo y aciertos nadie, en esos medios, ponía ayer en duda, y del que se señala la característica de estar ajeno a la diaria actividad política en UCD, ya tuvo problemas con otros ministros de Cultura, entre los que destaca Ricardo de la Cierva. No hay que olvidar, por otra parte, que la dirección general de Bellas Artes mueve el 80% de la gestión del Ministerio de Cultura. Javier Tusell manifestó ayer en el programa De costa a costa, de Radio Nacional de España, que la ministra del Cultura le llamó anteayer a Madrid urgentemente cuando él se encontraba en Zaragoza, para comunicarle que no contaba con su confianza. Javier Tusell le dijo entonces que pensaba que no debería dimitir a lo que la ministra contestó que pensaba destituirle.

El hasta ahora director general de Bellas Artes ha anunciado que cuando abandone su puesto se dedicará a su cátedra de Historia Contemporánea, a dar clases, investigar y escribir, tal como lo hacía antes de dedicarse a la política. Estas actividades ocuparán, según ha explicado el propio Javier Tusell, la mayor parte de su vida.

En medios radiofónicos ha trascendido, por otra parte, que Javier Tusell presentará todos los jueves un programa-tertulia en la cadena de emisoras de frecuencia modulada Antena 3. La primera emisora de esta cadena comenzó a emitir ayer en Sevilla, coincidiendo con la campaña electoral.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 29 de abril de 1982.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50