Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

EI 'Enigma del deseo', de Dalí, subastado ayer en casi 80 millones de pesetas

Es el precio más alto pagado hasta ahora por un cuadro de un pintor vivo

El precio más alto pagado hasta ahora por un cuadro de un artista vivo lo alcanzó ayer en Londres El enigma del deseo: mi madre, mi madre, mi madre, del pintor Salvador Dalí. Subastado por la galería londinense Christie's, fue adjudicado al marchante suizo Byeler, de Basilea, que pagó 420.000 libras esterlinas, unos 79.800.000 pesetas. "Por el momento, no tengo planes para venderlo", dijo el comprador, una vez formalizado el trato.

El enigma del deseo, que mide 110 por 150 centímetros, fue pintado por el artista catalán en Cadaqués en 1929 y era propiedad del psicoanalista suizo Oscar Schlag, que lo compró en Zurich en 1949 y lo tuvo colgado en las paredes de su consulta, en esa ciudad, hasta que decidió sacarlo a subasta internacional en la capital británica.Dalí considera a este cuadro como una de sus diez mejores obras. Representa una forma abstracta, rematada con una especie de pájaro moribundo, llena de agujeros rellenos, en casi todos los casos, con la inscripción ma mère. A la izquierda de la tela, un poco apartado, se ve un pequeño grupo con Dalí. abrazando a su padre, un pez, un saltamontes, un puñal y la cabeza de un león. En su estructura y en sus detalles, es un cuadro que sigue la fantasía de Gaudí.

Aunque el Ministerio de Cultura envió un observador a la subasta de la casa Christie's, éste no pujó, dado el elevado precio a que salía el cuadro. Sin embargo, España está interesada en comprar obras de¡ pintor catalán y tiene, al parecer, la posibilidad de adquirírselas al propio Dalí, del que el Ministerio de Cultura prepara actualmente una gran exposición antológica.

El enigma del deseo no tenía fijado precio de salida en la subasta de ayer, pero ya se calculaba que podía alcanzar entre los setenta y los cien millones de pesetas. La cantidad más alta pagada por un Dalí, según Christie's, fue la de 360.000 libras (unos cincuenta millones de pesetas), por su obra El sueño, subastada en marzo de 1981.

El primer propietario de El enigma del deseo, que lo adquirió en la primera exposición de Dalí en París, en 1929, fue el vizconde de Noailles, uno de los tempranos. coleccionistas del pintor de Cadaqués.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 30 de marzo de 1982