Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La investigación biológica está en proceso de extinción en Cataluña

La investigación biológica y biomédica en Cataluña está en proceso de extinción, según se desprende de un estudio sociológico sobre investigadores, equipos y departamentos de investigación en Cataluña, en el citado campo, elaborado por miembros de la Sociedad Catalana de Biología. El estudio ha sido presentado tras las Primeras Jornadas sobre Investigación en el campo de la Biología y la Medicina, celebradas el pasado fin de semana en Barcelona.Las Primeras Jornadas sobre la Investigación Biológica en Cataluña en el ámbito de la Biología y la Medicina han sido organizadas por la Sociedad Catalana de Biología, filial del Instituto de Estudios Catalanes. Pero, sin duda, el hecho más importante de las jornadas fue la presentación de un estudio sociológico sobre investigadores, equipos y departamentos de investigación en Cataluña, en el ámbito de la biología y la biomedicina.

El estudio, elaborado por Carles Solsona, Jordi Marsal, Jaume Baguna y Jaume Palau, miembros de la Sociedad Catalana de Biología, y Raimon Bonal y J. Costa, de la Fundación Jaume Bofill, tiene como punto de partida una serie de encuestas remitidas por la sociedad citada a los departamentos, equipos e investigadores de los que tenían noticia. La encuesta fue cumplimentada de forma irregular por los afectados: sobre un total de 95 departamentos contestaron 43; los equipos respondieron en forma muy inferior, 57 sobre 225, y los investigadores, 464 sobre 980.

Esto hace que los autores del informe insistan en el valor relativo de los resultados obtenidos, si bien creen haber logrado "una aproximación a la situación del mundo de la investigación biológica en Cataluña".

El estudio se presenta dividido en dos grandes bloques, el primero de los cuales consiste en una descripción de los datos obtenidos, en tanto que el segundo consiste en el censo de los investigadores catalanes, separándolos también por especialidades. Se complementa con las direcciones de los equipos y departamentos de investigación.

La conclusión a la que llegan los autores del estudio queda reflejada con nitidez en un comentario que cierra la primera parte del mismo: "La investigación biológica y biomédica en Cataluña está en proceso de extinción", y un poco después añade: "El escepticismo con el que los investigadores catalanes esperamos el futuro está plenamente justificado. Nadie espera milagros. Este escepticismo sólo puede comenzar a desaparecer si se establece algún día una política científica en Cataluña".

A este respecto, cabe destacar que el 87% de las respuestas sugiere la creación de un organismo público de investigación, dependiente de la Generalidad, como medio para modificar la penuria actual.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de marzo de 1982