Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reapertura del Colegio de España en la ciudad universitaria de París

El proceso de reapertura del Colegio de España en la ciudad universitaria de París se iniciará con motivo de la visita que efectuará a la capital gala el ministro español de Educación y Ciencia, Federico Mayor Zaragoza. A partir del próximo día 27 del presente mes, el ministro celebrará entrevistas con su homólogo francés, Alain Savary, y con el ministro de Investigación, Jean-Pierre Chevenement.

Mayor Zaragoza y el ministro de Asuntos Exteriores, Pedro Pérez Llorca, conjuntamente, han llegado a la convicción de la necesidad urgente de poner en marcha la reapertura del Colegio de España en París, cerrado desde que fue ocupado y quemado por primera vez durante las barricadas de mayo de 1968 en la capital francesa. Una segunda vez fue incendiado, en 1975, tras el fusilamiento de cinco militantes antifranquistas. El viaje inmediato a París del ministro español de Educación y Ciencia, al que han precedido negociaciones con los responsables galos, marcará el inicio de la formulación del nuevo estatuto del colegio. En espera de su reconstrucción total, de manera más o menos inmediata, algunos residentes ya se instalarán en el depredado edificio de siete plantas y que acogerá a unas 150 personas.La reapertura del colegio español de la ciudad universitaria parisiense constituye un acontecimiento para el mundo intelectual latinoamericano. De 1968 a esta parte, con cierta regularidad, se han celebrado manifestaciones aquí en favor de la rehabilitación del centro.

Los problemas a resolver son jurídicos y económicos. El colegio fue construido cuando, en 1928, Francia le cedió a España un terreno en la ciudad universitaria, de igual manera que a otros cuarenta países, cuyos colegios albergan a unos 6.000 estudiantes. Actualmente, la propiedad del colegio figura a nombre de la Universidad de París, pero esta última se ha dividido en trece entidades que no tienen personalidad jurídica. De aquí las dificultades para España de encontrar un interlocutor para negociar la reapertura. Esa negociación, durante los últimos años, fue conducida por el director general de Relaciones Culturales del Ministerio de Exteriores, Amaro Gómez Mesa. La reivindicación española, constantemente defendida por Gómez Mesa, se refiere a las garantías que solicita Madrid de la Universidad de París, es decir, las autoridades españolas exigen que esta última se haga cargo de eventuales deterioros del edificio causados por razones políticas, como los dos anteriores, a falta de un propietario jurídico que pueda responder a esa exigencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de febrero de 1982