Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dinamarca crea un archivo dedicado al castellano

El Consejo de Investigación de Dinamarca ha creado un archivo de la palabra dedicado al español, que intenta abarcar la más completa documentación lingüística grabada sobre el castellano y todas sus formas dialectales. Las primeras grabaciones destinadas a este archivo han sido ya realizadas por investigadores daneses en Sevilla, en las cuales se han recogido, además, testimonios directos de la tradición popular oral.

Para este mismo fin, John Khulman, profesor de Literatura y Lingüística española de la Universidad de Copenhague, visita estos días distintas islas de Canarias y en Tenerife ha establecido contacto con uno de los centros lingüísticos más prestigiosos del país, el instituto Andrés Bello.

Dinamarca, con una población menor a los cinco millones de habitantes, la mayor parte de los cuales habla o aprende, al menos, una lengua extranjera, no es, precisamente, terreno abonado para la enseñanza del español, "idioma que nos queda un poco lejos de nuestra cultura", reconoce Khulman Madhser.

A pesar de que el primer catedrático de Lenguas Románicas de la Universidad de Copenhague fue un español, nuestra lengua sigue siendo considerada una de las más dificiles y continúa sin triunfar en aquel país, donde el inglés es el primer idioma extranjero.

Interés por la historia de España

Sin embargo, en Dinamarca ha existido siempre interés por los aspectos históricos de España. Esto lo confirma la reciente aparición de dos nuevos libros sobre la superstición y la Inquisición durante los siglos XVI y XVII en el País Vasco.El cambio democrático ha aumentado para el danés el atractivo sociológico de España y ello ha obligado a buscar nuevos métodos para lograr un adecuado aprendizaje de nuestra lengua. El nuevo sistema de enseñanza aplicada pretende enriquecer los elementos auditivos con los visuales, mediante la utilización de grabaciones en vídeo.

La puesta en marcha de un instituto de cultura española en la capital danesa ha ayudado a la promoción de la lengua. A este interés por la difusión de la lengua castellana se une las grabaciones en vivo del lenguaje popular de la calle, con toda su riqueza y espontaneidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 17 de enero de 1982