Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno vaticina para 1982 un crecimiento económico del 3%

Para 1982, el Gobierno espera un crecimiento del 3 % en la economía española, lo que permitirá una estabilización del nivel de empleo, debido al efecto estimulador de los Presupuestos del Estado y la inversión pública. Esa es la estimación del vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía, Juan Antonio García Díez, que compareció ayer ante la Comisión de Economía del Congreso de los Diputados.Por lo que respecta a las previsiones para este año, el vicepresidente señaló que el crecimiento económico para 1981 será entre el 1% y el 1,5%, a pesar de que la demanda interior ha permanecido estancada o con un ligero crecimiento negativo.

El índice de precios al consumo, según García Díez, girará en torno al 14,5% o algo menos, a pesar de las dos subidas de los precios petroleros y de la mayor subida del componente alimenticio del IPC respecto al año anterior.

El paro ha continuado aumentando este año, aunque a un ritmo desacelerado, y según el Ministerio de Economía, por primera vez en el tercer trimestre del año el número de ocupados se ha mantenido estable.

Por lo que respecta a la balanza de pagos, el déficit para el final de este año se calcula entre los 5.200 y los 5.500 millones de dólares, un ligero deterioro sobre el año anterior, cuando el déficit fue de 5.000 millones de dólares.

En su comparecencia parlamentaria, el vicepresidente económico respondió a diversas preguntas de los diputados, entre las cuales figuraban dos relativas a presuntas irregularidades en la Caja Rural Provincial de Santander. Una de ellas, la formulada por el socialista Jaime Blanco, se basó en un completo informe sobre los créditos a bajo interés concedidos por la Caja a diputados y senadores de UCD y a empresarios de sectores ajenos.

Según el diputado socialista por Santander, entre los presuntos beneficiarios de créditos y otras concesiones de la Caja Rural aparecen Pilar Terán, esposa del diputado de UCD por Santander Justo de las Cuevas; el propio diputado, su familia y socios, que habrían recibido créditos por valor de 107 millones de pesetas; el senador de UCD Roberto Sáez, con créditos por diez millones, y el director de la Caja, apoderados y consejeros.

En su respuesta, el vicepresidente económico dijo que la concesión de créditos corresponde a los órganos de gobierno de la Caja y que al Banco de España sólo compete investigar si se ajustan, a las disposiciones, pero no la filiación política de los beneficiarios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de diciembre de 1981